Nacional

Al menos 900 transportistas retornan al Chapare

Un grupo de indígenas también retornó al TIPNIS, aunque no se conoce el número exacto. Conflictos internos generan división en fila de los marchistas 

Alimento. Indígenas se sirven cocoa en el coliseo cerrado Julio Borelli.

Alimento. Indígenas se sirven cocoa en el coliseo cerrado Julio Borelli.

La Razón / Luis Mealla / La Paz

01:27 / 02 de febrero de 2012

Entre la noche del martes y la mañana de ayer, al menos 900 transportistas que engrosaron la marcha del Conisur retornaron a sus regiones, mientras que el grupo de indígenas albergados en el coliseo de Villa Victoria enfrentaron problemas que los obligaron a dividirse.

El dirigente del transporte del Trópico de Cochabamba, Daniel Choquerive, confirmó ayer a La Razón que participaron de la movilización del Consejo Indígena del Sur (Conisur) porque apoyan la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos a través del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

“Llegamos a La Paz unos 1.000 transportistas, de los que 900 volvieron al Chapare. Los 100 restantes permanecerán en la sede de Gobierno para seguir el curso del conflicto, aunque no descartamos incrementar el número de transportistas si el caso lo amerita”, informó Choquerive.

La movilización llegó el lunes a la ciudad de La Paz. Hasta el momento no facilitaron una lista oficial del número de personas en los dos albergues habilitados, aunque el dirigente del Conisur, Reynaldo Semo, afirmó ayer que llegan a 4.400. Un día antes, el dirigente Gumercindo Pradel aseguró que eran 4.600.

Los marchistas están albergados en los coliseos cerrados Julio Borelli y de Villa Victoria. El grupo ubicado en instalaciones del coliseo de Villa Victoria enfrentó problemas que obligaron a formar dos grupos.

“Decidimos dejar a los compañeros que son polémicos en Villa Victoria; ellos quieren hacer lo que les da la gana, no quieren obedecer el mandato del TIPNIS. Se quedaron 217 personas ahí y el resto fue reinstalado en el coliseo Julio Borelli”, señaló Ricardo Espejo, dirigente de San Ignacio de Moxos.

Otro grupo de indígenas, principalmente con problemas de salud, retornó al parque. “Muchos compañeros están volviendo a sus regiones por motivos de salud, no resisten el clima”, señaló Juanito Cartagena, cacique de la comunidad Sanandita, Isiboro Sécure, aunque no precisó el número. No obstante, Pradel afirmó insistentemente que no retornarán a sus lugares de origen hasta lograr la anulación de la ley corta que protege el parque y prohíbe la construcción de la carretera.

Evo entregó ropa, frazadas y galletas

El presidente Evo Morales visitó a los marchistas del Conisur y entregó ropa para bebé, frazadas y galletas.  Detalló que donaron 150 mantas y 50 unidades de gorros para bebé, 7.500 juguetes para los niños, 100 frazadas y 4.000 unidades de galletas. Morales destacó la decisión de los marchistas de instalar una vigilia dentro del coliseo cerrado Julio Borelli,  para no perjudicar a la ciudadanía.

Mientras tanto, Zaida Romero, encargada de cocina, informó que está por acabarse los víveres que donó la Gobernación y otros sectores solidarios con la movilización. “No hay ayuda de la Alcaldía de La Paz y se está terminando lo que nos ha donado la Gobernación. Cada mañana un quintal de azúcar se termina en el desayuno”, reclamó. Agregó que sólo para cocinar el almuerzo se precisa al menos ocho arrobas de papa, cuatro de arroz y verduras.

Verificarán cuántos indígenas marcharon

El dirigente del TIPNIS  Fernando Vargas anunció que una comisión visita diferentes poblaciones vinculadas con el Conisur para constatar quiénes y de qué comunidades participan de la marcha que exige la anulación de la ley que vetó la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el parque.

El dirigente del Consejo Indígena del Sur (Conisur), Gumercindo Pradel, informó en reiteradas oportunidades que corregidores e indígenas de 37 de 64 comunidades de la zona participan de la protesta. Vargas declaró a Erbol que  en los siguientes 20 días recorrerán diferentes comunidades para verificar si los marchistas pertenecen al TIPNIS. “ Vamos a verificar qué comunarios están allá (en La Paz) y de qué comunidades”, sostuvo.

Añadió que también informarán sobre el contenido de la ley de protección del parque, como el riesgo que representa su anulación. La Confederación Indígena del Oriente Boliviano (CIDOB) lideró una marcha, entre agosto y octubre, que consiguió la aprobación de la ley que prohibió la construcción de una carretera por medio de su territorio.Pradel dijo que 4.600 personas llegaron a la sede de gobierno en demanda de la carretera por el parque. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia