Columnistas

2015

La distancia entre los problemas urbanos y la capacidad de respuesta se ahonda cada año

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Villagómez

00:14 / 06 de enero de 2015

Este 2015, si no se desatan las pasiones humanas, tendremos dos alcaldes. Uno por semestre. Cada uno tendrá la mitad del POA aprobado, y eso no es poca cosa. Por ello, ¿qué podríamos pedir a la autoridad municipal de paso y qué al candidato ganador?

Si respondiera la pregunta, diría que casi nada, porque con los años me volví desconfiado y no creo ni en las ofertas electorales ni en las promesas de los operadores municipales. Este escepticismo fue formado durante años y en dos niveles, a saber: los problemas han superado a las buenas intenciones y la politiquería barata siempre se ha ensañado con la ciudad. Del primer nivel diré que la distancia entre los problemas urbanos y la capacidad de respuesta se ahonda irreversiblemente cada año, y no por mala fe, sino porque estamos viviendo la generación de una nueva forma de hacer ciudad, un urbanismo inédito, donde prima la ley del más pícaro y abusivo, donde prima el caos sobre la norma, y donde hacemos lo que nos da la gana. Vivimos, como lo mencioné en otro medio, en la ciudad que puede ser el único territorio libre de América o la única maravilla que es libertina de verdad. Y no se sorprendan de ello. Los ejemplos abundan en ese sentido. Simplemente les recuerdo dos: el cruce de villas sigue en conflicto hace meses, donde 30 comerciantes han arrinconado a más de 45.000 habitantes y, recientemente, tres comerciantes han derribado un muro en la Pérez Velasco (dizque para mejorar sus ventas) y ahora paralizan el tráfico de miles de vehículos en la avenida Montes.

Del segundo nivel también sobran los malos ejemplos y las componendas de la politiquería criolla. Simplemente señalaré que nunca debe confundirse el poder político con el poder vecinal, nunca. De ello, tenemos un ejemplo reciente: un prominente líder citadino cayó estrepitosamente al tratar de subir en el escalafón del poder. Siempre lo he manifestado, el poder vecinal, o si se quiere, la política urbana, poco tiene que ver con la política estatal o nacional. Son dos ámbitos diferentes con estrategias propias. Pero como los políticos en este país son vivísimos, siempre confunden lo uno con lo otro.

Volviendo a la pregunta. Hubiera deseado pedir visiones a futuro, de gran alcance metropolitano y regional, de nuevas estructuras territoriales, de educación y cultura, pero sé que es arar en el lago. Qué puedo hacer, así me hicieron: un escéptico rematado. Sin embargo, usted, como cualquier mortal, sí puede responder a la pregunta, y es más, debería exigir que se cumplan sus deseos para 2015. Para ahorrar plata (que los partidos la dilapidan en absurdas encuestas) las responderé por ustedes: seguridad ciudadana, transporte y la basura; los temas obvios de la agenda mediática.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia