Columnistas

Abuso de poder

En la carretera Cochabamba-Santa Cruz policías deshonestos buscan lucrar con la desgracia ajena

La Razón (Edición Impresa) / Tomás Molina Céspedes

00:33 / 01 de abril de 2015

Es legal que un policía despoje de su licencia a un conductor en plena carrera internacional? ¿Es honesto que luego del despojo se le obligue a recuperar su documento en un lugar distinto y lejano? Esto es lo que viene ocurriendo en la carretera Cochabamba-Santa Cruz, a la altura del puente San Pedrito, donde, a raíz de su caída, se ha creado un gran caos vehicular que está siendo aprovechado por un par de policías deshonestos, quienes, amparados en su uniforme, sin identificarse y sin emitir boletas de infracción, vienen despojando de sus licencias a cuanto conductor pueden, para luego conminarlos a recuperarlas en Villa Tunari, donde son extorsionados.

Un caso concreto. El jueves 26 de marzo, el ciudadano O.T.T. recorría dicha carretera en dirección a Cochabamba. Al llegar al lugar del siniestro encontró cientos de vehículos varados, públicos y privados, esperando pasar por el puente improvisado. Las filas eran inmensas y la angustia de conductores y pasajeros se acrecentó con la noticia de que a partir del día siguiente dicho paso iba a cerrarse. Ya oscurecía cuando se desencadenó una torrencial lluvia. En estas circunstancias apareció un jeep con las insignias de la Policía, del que bajó un uniformado sin identificación en la solapa y empezó a pedir licencias a los conductores particulares y no así a los de servicio público, que eran mayoría en la segunda fila; luego les dijo que estaba permitida solo una fila, por lo que todos los que habían entregado sus licencias debían volver a la oficina de Tránsito en Villa Tunari para recuperarlas.

¿Es racional, honesto y legal obligar a un conductor regresar 20 km en sentido contrario para recuperar su licencia en las circunstancias descritas? Que sepamos, todo ciudadano está obligado a entregar su licencia cuando un policía de Tránsito se lo pide, pero no existe ley alguna que permita a dicho policía retener tal documento, obligarlo a recuperarlo en lugar distinto y lejano, y más aún privarle de su licencia en plena carretera internacional, como es la Cochabamba-Santa Cruz, que se conecta con la moderna vía al Brasil.

De ser una infracción formar en una segunda fila, en circunstancias de un siniestro, con tormenta y el puente pronto a cerrarse, lo legal y humanamente aceptable sería que dicho policía, luego de identificarse, le entregue una boleta al infractor para que pague la multa en la oficina de Tránsito más cercana a su domicilio. A la desventura que viven conductores y pasajeros con la caída del puente San Pedrito se agrega esta otra, de policías deshonestos quienes, cual aves rapaces, buscan lucrar con la aflicción y la desgracia ajenas. Ojalá que alguna autoridad policial investigue este hecho, que desacredita en extremo a la Policía Boliviana, identifique a sus autores y los sancione conforme a ley por la salud pública y el honor de su propia institución.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia