Columnistas

Acerca de la refundación del Estado

Lo esencial es ir creando instituciones a través de las cuales se logre que predomine el interés general

La Razón / Iván Finot

00:09 / 01 de agosto de 2013

Después de intentar eliminar durante siglos a civilizaciones distintas a la eurocéntrica, cuando la física cuántica muestra la superioridad de la filosofía andina frente a la lógica formal, cuando no se logra solucionar la crisis del capitalismo con las herramientas de su paradigma, cuando la democracia representativa entra en crisis porque los pueblos quieren más participación, más que nunca resulta evidente que no existe un sólo conocimiento verdadero.

Más aún cuando creer en la supremacía de la razón (a partir de convertirla en diosa) estar convencidos de que con ella se podía conocer “la” verdad (que, además, sería una sola), de que sólo tenía validez el conocimiento basado en verdades establecidas científicamente (es decir, bajo la lógica formal), condujo al exterminio de millones de humanos falsamente basados en los hallazgos de Darwin en materia de biología o en la pretensión de Marx de haber descubierto las leyes “científicas” que regirían la historia como en el mundo material lo harían las de la física. La conclusión de todo ello es que la pretensión europea, y de sus colonos, de ser poseedores de las verdades únicas en última instancia no fue más que una ideología para aprovecharse económicamente del resto del mundo, a través del dominio militar y político.

En estas circunstancias surge el Estado Plurinacional de Bolivia, tal vez el único de los países de América donde la mayoría indígena ha sobrevivido, y con ella sus civilizaciones: no las mismas de hace 500 años, sino las que siguieron desarrollándose sobre sus mismos principios filosóficos y gozan de gran vitalidad.

En cuanto al Estado, históricamente la Colonia tuvo la habilidad de aprovechar las instituciones existentes para explotar a los originarios. La República, en cambio, trató de copiar formalmente las europeas, aunque sin dejar de sostenerse informalmente en las instauradas por los españoles para continuar e incluso aumentar la explotación de los originarios. Esta explotación sólo comenzó a ser extirpada después de la Guerra del Chaco (según se ha comentado en otra oportunidad) y el Estado empezó a incluir efectivamente a los originarios sólo con la ampliación de la jurisdicción municipal al ámbito rural (1994). Finalmente, con la supremacía política de los actores rurales, también han sido instaurados los principios de funcionamiento de un nuevo Estado Plurinacional (2009).

Pero el aparato del Estado y el relacionamiento entre los bolivianos poco han cambiado. Por ello es oportuno el análisis de Boaventura Santos, quien concluye que la manera de construir el nuevo Estado (y el inter-relacionamiento entre los bolivianos) es a través del diálogo intercultural, del que surjan sólidas instituciones, pero donde no se dé nada por acabado, que todo se vaya perfeccionando a través de una democracia sin fin.

Sin duda el colonialismo ha sido impuesto por el capitalismo, y se podría concluir que erradicar el primero pasa por la eliminación del segundo. Pero aquí es necesario hacer una precisión: erradicar el dominio político del capital, sí, a través del Estado democrático, pero tratar de eliminar el instinto a través del cual los humanos (e incluso todos los seres vivientes) tratamos de encontrar el camino más fácil para satisfacer nuestras necesidades, sería absolutamente irreal.

Lo imprescindible es ir creando instituciones a través de las cuales, respetando lo particular y sobre todo los derechos individuales, se logre que predomine el interés general.

El instinto del homo economicus seguirá siendo lograr la mayor satisfacción con el mínimo esfuerzo pero el Estado democrático debe desarrollar permanentemente una regulación para que tanto las empresas públicas como las privadas y las cooperativas funcionen bajo las mismas reglas básicas, reglas que garanticen la supremacía del bien común.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia