Columnistas

Adjudicaciones en Arica

Los anhelos de controlar el ferrocarril y el puerto de Arica son económicamente insostenibles

La Razón / Ramiro Prudencio Lizón

01:00 / 07 de diciembre de 2011

La Cancillería nacional está solicitando a Chile que Bolivia se haga cargo de la administración del puerto de Arica, y también del ferrocarril de Arica a La Paz, que próximamente quedará habilitado. Es meritorio el anhelo de que el país tenga mayor autonomía en su comercio exterior.  Pero, cabe la pregunta: ¿Es factible que se concrete tal deseo? Lamentablemente, nuestra Cancillería no ha ponderado los factores adversos que imposibilitan que el país pueda administrar, tanto el puerto ariqueño como el ferrocarril de Arica a La Paz. 

Respecto al puerto de Arica, es menester tener presente que el Estado chileno debe subvencionar a la empresa privada que lo administra, la Terminal Portuaria de Arica (TPA), para que pueda sostenerse y efectuar una eficiente labor en beneficio de los usuarios bolivianos y chilenos.  El motivo  de la subvención es el hecho de que TPA no puede cobrar por el almacenaje de la carga boliviana en dicho puerto, ni de importación ni de exportación. Existen tratados bilaterales que libran a Bolivia de pagar por el almacenaje de su carga en todos los puertos chilenos. Y como ella constituye el 80% de la que se manipula en Arica, sin la subvención del Estado chileno, la empresa TPA no podría subsistir.

Existe, además, una acusación muy poco fundamentada de nuestra Cancillería sobre la administración privada del puerto de Arica. Aquí se hubiera preferido que fuese el propio Estado chileno el que lo haga. Pero esto es un error, porque cuando Emporchi, la empresa estatal chilena, manejaba el puerto, nuestros transportistas que llevaban y traían carga sufrían lo indecible. Ellos llegaban a Arica, descargaban su mercancía, y luego debían permanecer tres o más días en esa ciudad hasta recoger la carga de ultramar, con los consecuentes gastos e incomodidades que esto reportaba. La mayoría dormía en su propio camión, con el fin de cuidarlos en la noche. Ahora, con la TPA, eso se mejoró mucho, ya que nuestros transportistas descargan la mercancía en la mañana, y en la tarde de ese mismo día, o a más tardar al día siguiente, reciben la mercancía de ultramar y retornan a Bolivia.

Es evidente que la TPA ha subido las tasas portuarias, pero eso se compensa con el tiempo ganado por la eficiente manipulación de la carga boliviana. Si las tasas portuarias fueron incrementadas, es porque existe además el cobro que efectúa una empresa autónoma estatal boliviana: ASP-B, radicada en Arica. Su función se reduce a entregar manifiestos de carga.  Pero su cobranza es arbitraria, porque en Arica es elevada mientras que en Matarani es casi simbólica. Cabe destacar que el dinero que percibe no lo deposita directamente al TGN, sino que ella lo administra autónomamente.

En cuanto al ferrocarril de Arica a La Paz, sabemos que éste no es competitivo desde que se inauguró la carretera de Bolivia a Arica. Esta carretera determinó que las empresas privadas que administraban el ferrocarril terminaran por declararse en quiebra. El trazo en la zona chilena, de Arica a Visviri, tiene una pendiente muy alta lo que incide en el rápido deterioro del riel, de las ruedas y de las locomotoras en particular. Precisamente, y con el fin de mantenerlo habilitado, existía una maestranza en Arica, con más de 100 operarios, que se preocupaba de refaccionar y reparar constantemente, tanto la vía como los vagones y locomotoras.

Ahora bien, la empresa que se haga cargo del Ferrocarril deberá también ser subvencionada por el Estado chileno, porque la mencionada maestranza es muy costosa. Y si el Estado boliviano llegara a controlar este medio de transporte, ¿cómo podrá sostenerse si deberá pagar a más de 100 operarios de la maestranza? Sería ilógico pensar que el Estado chileno subvencionase al Estado boliviano en ese rubro.

En consecuencia, los anhelos de nuestra Cancillería de controlar el ferrocarril y el puerto de Arica son sueños irrealizables. Sin las mencionadas subvenciones del Estado chileno la administración de los mismos sería un esfuerzo a pura pérdida.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia