Columnistas

La Agenda verdadera…

Sólo un nuevo pacto social fundado en la reconciliación, la verdad, el perdón y la justicia tendrá éxito.

La Razón / Gary Rodríguez

01:12 / 12 de diciembre de 2011

Diciembre resulta siempre un mes especial en todo el mundo por varias razones. Principalmente porque, siendo el último del año, hace renacer la esperanza en aquellos a los que no les fue bien, de que les podrá ir mejor el siguiente año. Diciembre también es extraordinario porque, consciente o inconscientemente, trae consigo cierto desarme espiritual por el ambiente navideño que (en unos más que en otros) impacta en su cotidiano vivir. Finalmente, diciembre es un mes de cierre de gestión que nos debe llevar a hacer un balance crítico sobre todo lo vivido.

¿Cómo encuentra este diciembre de 2011 a nuestra querida patria Bolivia? Comparativamente a otros diciembres de los últimos años, mejor desde el punto de vista de la “fotografía” que retrata lo superficial, aunque la “tomografía” muestra en lo profundo a una Bolivia dividida, agitada y con serias preocupaciones a futuro.

Diciembre coloca al país, además, ante la gran incógnita de lo que podrá pasar luego de la convocatoria a la “Cumbre Social” hecha por el Órgano Ejecutivo para los días 12 al 14 de, a fin de armar “la nueva Agenda” para Bolivia, luego que la “Agenda de Octubre” ya habría sido cumplida; si bien se escucha reclamar a sendos grupos sociales que esto no es así.

En cuanto a la convocatoria, recordando las profundas convulsiones que se dieron a lo largo del año, rememorando los enfrentamientos y heridas —invocando además aquel desarme espiritual— cabe preguntar ¿cuál debería ser la verdadera Agenda para Bolivia?

Más allá de la frondosa cantidad de ejes temáticos a tratar (desarrollo económico; industrialización e integración; seguridad con soberanía alimentaria; tierra; salario; empleo y estabilidad laboral; políticas sociales y servicios básicos; seguridad ciudadana; desarrollo legislativo; autonomías; comunicación) y de la representatividad de los convocados (organizaciones indígena originario-campesinas, sociales, vecinales, empresariales, gobiernos departamentales, Asamblea Legislativa Plurinacional y gobiernos municipales), ¿se ha medido el riesgo de que luego del encuentro afloren más diferencias en vez de soluciones?

Porque, de los sesudos temas a tratar (importantes todos, especialmente el económico que dará mucho qué hablar en  2012, por lo que ya se está viendo y viviendo en el planeta) absolutamente ninguno de ellos apunta a resolver la desunión entre los bolivianos.  Además, el “Primer Encuentro Plurinacional para profundizar el cambio”, como se llama a dicha cumbre social, no parece comenzar bien por la inasistencia de importantes sectores como la otrora gloriosa Central Obrera Boliviana (COB), a la que se suman ya varias expresiones de la sociedad civil. 

Que lo “plurinacional” en lugar de unirnos nos ha separado más es constatable. Que la exacerbación de la “diversidad cultural” ha ahondado las diferencias, de igual forma. Y que, el desesperado intento por quemar etapas para bajar la pobreza ha llevado a cambiar las reglas de juego en materia económica, a tal punto que está en duda la sostenibilidad de las políticas sociales a futuro, también. Si para lograr resultados distintos hay que dejar de hacer lo mismo, ¿por qué repetir los errores de siempre?

Un nuevo pacto social que no esté fundado en la reconciliación entre todos los bolivianos, basado en la verdad, el perdón y la justicia —antes que en la revancha— no tendrá posibilidades de éxito, al perpetuar las diferencias y heridas, que sólo el amor restaña.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia