Columnistas

Agujeros negros

Ha servido de base para que la ciencia ficción imagine los denominados túneles de gusano

La Razón (Edición Impresa) / Alejandro F. Mercado

02:11 / 29 de marzo de 2014

Se ha especulado que los agujeros negros serían pequeñas puertas en el espacio-tiempo. Puertas que, al igual que en el frontispicio del infierno, tendrían grabadas una inscripción: “Enter only” y, dada la simetría de las leyes de la física, se podría esperar que existan puertas de salida, llamémoslas agujeros blancos, que tendrían un letrero que diga: “Exit only”.

Esta especulación ha servido de base para que la ciencia ficción imagine los denominados túneles de gusano, mediante los cuales podríamos cumplir uno de los sueños de la humanidad: visitar otros planetas que giran alrededor de estrellas que se encuentran a millones de años luz de nuestra pequeña esfera celeste. Por ejemplo, podríamos ingresar a un agujero negro e instantáneamente estar en un planeta de la Galaxia de Andrómeda o visitando la Nebulosa del Cangrejo.

Aunque lo anterior tiene más de ciencia ficción que de ciencia, los agujeros negros son ciencia antes que ciencia ficción. La primera intuición de su existencia la encontramos hace más de 200 años, pero será recién a partir de que Einstein desarrollara su teoría general de la relatividad que tendríamos las bases para su explicación científica. Uno de los principales defensores de su existencia es uno de los cerebros más brillantes de la historia de la humanidad, me refiero al físico británico Stephen Hawking. Un cerebro que no requiere de un cuerpo para funcionar, por simetría, existen cuerpos que funcionan perfectamente sin cerebro, léase Maradona.

El destacado profesor que ocupara la cátedra Lucasian de Matemáticas como heredero de Isaac Newton y, como acabamos de señalar, es uno de los mayores defensores de la existencia de los agujeros negros, hace pocas semanas atrás nos sorprendió cuando publicó una investigación donde pone en duda la existencia del horizonte de sucesos, es decir que no existiría la frontera a partir de la cual nada puede escapar del agujero negro y, más bien, plantea que habría un horizonte aparente que mantendría prisionera a la materia solamente de manera temporal.

El reciente trabajo ha sido interpretado por algunos medios como si Hawking estuviese cuestionando la existencia de los agujeros negros, sin embargo, cabe recordar que el destacado profesor británico nunca llegó a proponer que éstos fuesen una especie de cárcel perpetua para la materia, ni ámbitos donde se perdía toda la información; por el contrario, según la radiación de Hawking, los agujeros negros liberarían partículas muy lentamente hasta que, después de billones y billones de años, terminarían desapareciendo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia