Columnistas

Aldea global ‘verde’

La llamada experiencia filtrada (tv, internet, etc.) gobierna hoy nuestra percepción del entorno

La Razón (Edición Impresa) / Daniel M. Larrea

00:02 / 30 de julio de 2015

Cuando en los 60 Marshal MacLuhan propuso su teoría sobre la “Aldea global” quizás no llegó a percibir el alcance y la inquietante realidad que hoy representa. El reemplazo de la experiencia real (cara a cara) por la llamada experiencia filtrada (televisión, internet, etc.) gobierna nuestra percepción del entorno y hasta nuestras relaciones humanas. La ciencia y la tecnología han cambiado nuestras vidas, nuestras prioridades e incluso nuestra esencia. Nuestra familiaridad y el uso de términos como “on line”, “hacker”, “gamer” y tantos otros reflejan esa necesidad de sentirnos conectados globalmente. ¿Cuánto tiempo podemos pasar sin internet, sin revisar correos electrónicos?

Existe cada vez más información y de manera cada vez más accesible. No cabe duda de que la forma de divulgarlos se impone al contenido. Para muchos, parte del llamado marketing. La tecnología nos permite acceder a información “en tiempo real”, lujo que hace 30-40 años no existía, y uno tenía que concebir la noticia en el alcance que le permitía su percepción. Hoy esto ha cambiado, pero parecería que curiosamente mayor acceso al conocimiento nos está insensibilizando. Parecería haber cada vez más personas que conocen y entienden mucho, pero que actúan poco o nada.

Como ninguna generación precedente, la mayoría de nosotros maneja información sobre diferentes temas, llamémosles “verdes” (biodiversidad, cambio climático, etc.). Gracias a canales como Animal Planet, National Geographic y tantos otros, algunos temas antes poco conocidos o reservados a un grupo selecto de científicos hoy pueden forman parte de las conversaciones más usuales entre amigos, familiares, vecinos, etc. Para no ir muy lejos, aunque no se tratan de especies nativas de Bolivia, seguramente muchos de nosotros tenemos algo (o mucho) que decir sobre los osos panda, los leones, los leopardos, los tiburones, pingüinos, etc.

El punto es que no basta con conocer muchos temas y no actuar en consecuencia. No basta con conocer que la deforestación y la minería ilegal, los incendios y quemas descontroladas, el tráfico de especies de fauna silvestre y tantos otros son las principales causas de la pérdida de biodiversidad en Bolivia. No basta con comprender que el cambio climático es una realidad y que podría influir directamente en la seguridad alimentaria, este último ligado al polémico tema de los transgénicos. No basta con comprender que las áreas protegidas se encuentran en una compleja encrucijada con un futuro al menos incierto. Necesitamos concebirnos como algo que va más allá de un login y de un password y que somos parte de esta realidad, de esta aldea global “verde”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia