Columnistas

Alianza del Pacífico

Es notoria la exclusión en la Alianza de Ecuador, un país también ribereño del Pacífico

La Razón / Carlos Antonio Carrasco

00:34 / 19 de enero de 2013

Entre los procesos de integración latinoamericana, uno de los más imaginativos y promisorios es la plataforma creada para la cooperación política y económica entre Chile, Colombia, México y Perú. Al profundizar sus lazos comunes, el objetivo inmediato es coordinar actividades conjuntas, con vista a incrementar las inversiones y las relaciones comerciales con el Asia del Pacífico y con Europa.

Tildados como gobiernos neoliberales, los cuatro se caracterizan por su alto grado de crecimiento económico y el auspicio abierto a los capitales extranjeros, en el marco respetuoso de la seguridad jurídica que se les ofrece. Ese cuarteto que ya ha establecido zonas de libre comercio entre ellos, representa un PIB combinado de más de $us 1,6 mil millones, en un mercado de 215 millones de consumidores que gozan de un ingreso medio de $us 13 mil anuales por habitante. En el dominio comercial, la Alianza ha exportado un total de $us 435 mil millones en 2010. Suma que la posesionará, si se consolida, como la novena economía mundial en términos de PIB; o sea el 35% del PIB de América Latina.

Como comparación, el Mercosur representa sólo el 52% del PIB regional, y comprende a 240 millones de personas, pero sus exportaciones son 60% menores que las de la Alianza.  Ese cuarteto esperaba alcanzar en 2012 un crecimiento del 4,6%.

Aunque la estructura institucional es aún débil, se espera que el pleito por delimitaciones marítimas entre el Perú y Chile no afecte el acuerdo. Entretanto, la dirección de la Alianza la ejerce un colectivo de alto nivel,  compuesto por los viceministros de Relaciones Exteriores y de Comercio de los países miembros. También se han establecido grupos de trabajo para temas específicos tales como flujo de negocios, facilidades para el tránsito migratorio, cooperación policial, comercio e integración, cooperación aduanera, servicios, estrategia bursátil, mecanismos de arreglo de diferendos y otros.

En otro nivel, la iniciativa de abrir oficinas conjuntas de promoción comercial, comenzando por aquella a inaugurarse en Turquía, abre insoslayables ventajas para un relacionamiento con las economías emergentes, en el intento de estimular la cooperación horizontal.

Los nobles propósitos de esta asociación, sin embargo, dejan entrever algunos vacíos en su logística geoeconómica. Por ejemplo, ¿en qué medida la participación de México en la Alianza influiría su concurso con este matrimonio hacia el Sur?

Por otra parte, es notoria la exclusión en la Alianza de un país (también ribereño del Pacífico) como Ecuador, que recientemente se incorporó al Alba. Ello conlleva la presunción de que los amigos de Hugo Chávez, por un lado, y el Mercosur, por otro, ¿se constituirían en bloques antagónicos con la instauración de la Alianza?

Cualquier conjetura al respecto se inscribe en el escepticismo que nos provoca la incesante creación de agencias y organismos regionales, inmersos en una copiosa sopa de letras plena de aspiraciones, avara en realizaciones efectivas, y pródiga en crear empleos para los ávidos burócratas que sustentan esas fantasías organizadas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia