Columnistas

Anastasia

Con ‘periodistas’ como Anastasia es fácil darse cuenta por qué Estados Unidos está como está

La Razón / Reymi Ferreira

02:56 / 08 de noviembre de 2013

Anastasia O’Grady, editora del Wall Street Journal, publicó días atrás un artículo en el que considera que Bolivia es un “Narco-Estado” y “va camino a ser otro Afganistán”. Basa su análisis en informes incompletos y fuera de contexto, en una grave violación a las normas de la deontología periodística, dejando relucir los prejuicios que embargan a las esferas de poder estadounidense. Muy suelta de lengua afirma que el país “es un centro del crimen organizado y un refugio para el terrorismo”. Anastasia no dice sin embargo que los países donde los cárteles de las drogas controlan regiones completas y ha crecido de forma alarmante el narcotráfico son aliados de  Estados Unidos como México o Colombia, y que los contactos de las mafias de Liberia, Nigeria o Malí operan desde Miami.

Mientras voceros de organismos internacionales serios reconocen los esfuerzos del país por luchar con sus propios recursos contra el narcotráfico, al extremo de enviar a la cárcel a un director general de la coca y procesar a un viceministro, algunos medios desinforman, tergiversan y dañan la integridad del país, por el mero afán de desacreditar a un gobierno que, con fundada razón, ha proclamado la soberanía como fundamento de su actuación. Con este “estilo” de periodismo, no es de extrañarse que la opinión pública norteamericana adolezca de una ignorancia supina sobre algunos temas. El expresidente norteamericano Jimmy Carter, respondiendo a las falsedades escritas por Anastasia O’Grady, publicó un artículo el 24 de agosto de 2004 en el Wall Street Journal bajo el título Venezolan’s voter have spoken,  en el que refuta las acusaciones vertidas irresponsablemente por la columnista, que llegó a afirmar que Fidel Castro y Daniel Ortega cultivaban un virus para diseminarlo en Estados Unidos o que el régimen venezolano entrenaba terroristas islámicos.

Días atrás, la NBC, una de las cadenas de televisión más importantes de Estados Unidos, difundió una sátira en la que se hace ver a la Miss Bolivia como una drogadicta, en una muestra absoluta de irrespeto a nuestro país, cuyos niveles de adictos a la droga no tienen punto de comparación con los de EEUU, adicción que en dicho país alcanza a las esferas de la política, la farándula y de la élite empresarial-militar.

Si resulta repulsiva la conducta de los mercenarios de la prensa internacional, es más repulsivo escuchar a algunos bolivianos de la oposición no sólo justificar, sino hasta compartir el agravio que se le hace gratuitamente a nuestra nación. Con “periodistas” como Anastasia influyendo sobre las esferas de poder, es fácil darse cuenta por qué EEUU está como está, en una crisis al extremo de haber tenido que cerrar temporalmente las oficinas de su gobierno.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia