Columnistas

Anomia

Parece que las contradicciones son una característica recurrente de la comunidad humana

La Razón / Enrique Koch

02:35 / 09 de enero de 2012

Este término fue acuñado por Émile Durkheim en su  libro La división del trabajo social. De las numerosas acepciones que el vocablo engloba, esta palabra designa aquellas incongruencias o fallas en la estructura social que impiden que miembros del grupo consigan la consecución de los objetivos que, irónicamente, la misma sociedad establece. Es decir, que por las incoherencias de la organización social ciertos miembros de la comunidad no pueden alcanzar con las metas que el mismo grupo asigna como tal.

Encontré la palabra por mera casualidad, en una vieja enciclopedia, mientras buscaba información sobre un astrónomo japonés (escuché su nombre en un episodio de los Simpsons; y ya sé que no va al caso).  Cuando fui averiguando más sobre la anomia en el sentido que el sociólogo francés le dio, y mientras más me sumergía en la investigación, más me pareció que encajaba y se adecuaba con el movimiento de los Indignados.

Las grietas económicas y sociales del sistema en el que vivimos se van profundizando cada vez más; parece que los encargados de hacer los cambios estructurales no están dispuestos a hacerlo (a sabiendas de que los insípidos parches, o los llamados paquetes anticrisis, no parecen aliviar de ninguna manera la situación). Es ahí donde la anomia se instituye como un fenómeno social que puede ser de larga duración, cuando en la coyuntura misma del medio no existen indicios de que esa incoherencia pueda ser superada. Es paradójico, cuando se estudia algún tema de una ciencia social, en la medida en que vas profundizando en el conocimiento, el tema se vuelve cada vez menos social, menos humano.

¿Al final de cuentas, qué le puedes decir a un joven de 26 años que estudió Ingeniería, que hizo una especialización y después de dos años todavía no encuentra trabajo? ¿Que es una coincidencia el hecho de que miles de jóvenes se encuentren en su misma situación?¿Que hay que tener paciencia, que no es más que una crisis temporal? Sea lo que sea, incluso en una situación de carácter temporal, no puedo dejar de pensar en todas esas personas que han realizado con lo que la sociedad les exigió, pero les sigue negando lo que les corresponde.

Émile Durkheim escribió sobre la anomia hace más de 100 años, en una sociedad llena de desigualdades. Parece que las contradicciones son una característica recurrente de la comunidad humana, cualquiera diría que dentro de 100 años, anomia va a seguir siendo un término con vigencia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia