Columnistas

Anular el referéndum

En nuestra legislación no existe la figura de nulidad de elecciones o referéndums.

La Razón Digital

00:26 / 04 de julio de 2016

Siguiendo el debate sobre el referéndum constitucional del 21 de febrero, en el que se impuso la opción No por estrecho margen, el Presidente reveló haber escuchado a compañeros que “si con la mentira han ganado, hay que declarar nulidad”. Es evidente que tales pedidos ignoran que en nuestra legislación no existe la figura de nulidad de elecciones o referéndums.

¿Declarar nulidad de los resultados de la consulta? “No quisiera llegar a eso”, añadió Evo Morales. ¿Y cuál sería la razón para semejante determinación? Los citados compañeros sostienen que el rechazo a la reforma del artículo 168 de la Constitución Política, que pretendía la habilitación de una nueva postulación de los actuales mandatarios, estuvo influenciado por una gran mentira: el bullado caso Zapata que, lanzado hábilmente semanas antes de la consulta, afectó la imagen de Morales.

A reserva del cambiante curso que ha seguido en el Ministerio Público y juzgados el caso de la señora Gabriela Zapata, que llegó al extremo de suplantar un menor de edad (con entrevista televisiva internacional incluida), lo que no debe provocar confusión o engaño es la idea de que una votación popular puede anularse. Al respecto es importante señalar con claridad y contundencia que no existe ninguna posibilidad de que eso ocurra, pues en nuestra normativa rige el sabio principio de preclusión.

¿En qué consiste tal principio de preclusión? En que los sucesivos actos de una elección o referéndum, establecidos en el calendario electoral, no se repiten. Así queda establecido que el escrutinio y cómputo realizado en cada mesa por las y los jurados es definitivo, sin posibilidad de que otra instancia recuente votos. Lo propio ocurre con los cómputos departamentales y con el cómputo nacional, hasta la declaración oficial del resultado. Ninguno de estos actos puede anularse, por ningún motivo.

Otra razón aludida no para anular el referéndum de febrero sino en la eventualidad de convocar una nueva consulta sobre el mismo tema, es que la gente, en especial de la ciudad, votó engañada y confundida. Por ello ahora se arrepiente y demanda el derecho de redimirse en un “segundo tiempo”. El tema está en debate. Igual es interesante observar que el mismo argumento se plantea hoy en Gran Bretaña para una nueva consulta ciudadana que cambie la decisión de abandonar la Unión Europea.

Más allá de las sincronizadas mentiras de la señora Zapata, abanderadas por algunos medios y agencias, y sus efectos en la votación del referéndum constitucional, lo más relevante para nuestra democracia es que las y los bolivianos decidimos directamente en las urnas. Y no hay marcha atrás. Que se convoque o no una nueva consulta, lo cual no está prohibido en la norma, dependerá del proceso político. “No tengo ningún interés”, aseguró el presidente Evo. Pero la decisión la tomarán en 2018.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia