Columnistas

Arma secreta

El 60% de los pre- mios Nobel trabajan en EEUU, pero solo el 15% de ellos nacieron en ese país.

La Razón (Edición Impresa) / Alejandro F. Mercado

02:57 / 11 de marzo de 2017

Estados Unidos es, sin lugar a dudas, la primera potencia económica. Genera aproximadamente una cuarta parte del total de la riqueza del mundo, China, segundo en lista, tiene un Producto Nacional Bruto (PNB) que, en el mejor de los casos, representa un 70% del PNB de Estados Unidos, a pesar de contar con una población mayor a cuatro veces la población estadounidense. Por otra parte, en conjunto Alemania, el Reino Unido y Francia solamente alcanzan a crear la mitad del valor agregado estadounidense, mientras que Brasil, la economía más grande de nuestro subcontinente, ni siquiera representa el 17% de la economía de Estados Unidos.

¿Qué hizo o qué tiene Estados Unidos que le permitió lograr esta posición de privilegio? Veamos la respuesta de Michio Kaku, pero antes aclaremos quién es este personaje de nombre japonés. Michio Kaku, hijo de inmigrantes japoneses, nació en California, comenzó sus estudios de Física en la Universidad de Harvard, para posteriormente obtener su doctorado en la Universidad de California en Berkeley. Actualmente ocupa la cátedra Henry Semat de Física Teórica en el City College of New York y es uno de los físicos más reconocidos en la Teoría del Campo de Cuerdas y su sugestiva hipótesis de la existencia de universos paralelos.

En una entrevista del programa televisivo Big Think, el profesor Michio Kaku señaló que la ciencia es el motor de la prosperidad y que para ello Estados Unidos tiene un arma secreta denominada H-1B. Este acrónimo para el arma secreta no corresponde a una bomba basada en la fusión de átomos de hidrógeno, como podría suponerse por las letras H y B; se trata, simplemente, de la visa para trabajadores calificados que otorga Estados Unidos. Según el profesor Kaku, es una visa para genios, es el mecanismo de atracción del talento humano a Estados Unidos. El destacado físico teórico acotó que el 50% de los postulantes a doctorado en ciencias en las principales universidades de Estados Unidos son inmigrantes. En el lugar donde yo trabajo, dijo, el 100% de los candidatos al doctorado en ciencias no son estadounidenses. Este es el arma secreta que, según el doctor Kaku, es la gran fuerza de la primera potencia mundial.

Según el Ranking de Shanghai, de las 10 mejores universidades del mundo ocho son estadounidenses, lo que se repite en casi todos los rankings de universidades. Otro dato, en la historia de los Premios Nobel en ciencias, cerca del 60% recayeron en profesores que trabajan en universidades estadounidenses, pero solamente un 15% de los académicos galardonados nacieron en Estados Unidos. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia