Columnistas

Asegurar la escuela

¿Sabrán que sus reacciones ante los aciertos y errores de los   niños pueden darles alas o amputárselas?

La Razón (Edición Impresa) / Verónica Córdova

00:04 / 19 de enero de 2014

Este año, por decisión del Ministerio de Educación, se acabó la necesidad de que los padres de familia pasen noches a la intemperie y días en interminables colas tratando de asegurar un pupitre para sus hijos en un colegio. Pero con los sorteos, las listas, los más o menos oscuros procedimientos llevados a cabo por más o menos confiables delegados, ¿se habrá acabado realmente la necesidad de garantizar una educación para nuestros hijos?

Pues luego de la bronca, el llanto, la impotencia, la sensación de humillación o discriminación, y en algunos pocos casos la satisfacción con las inscripciones escolares, viene una nueva preocupación: ¿estará seguro mi hijo en la escuela que lo ha recibido? ¿Habrá quien lo conduzca a su aula, quien lo consuele si se lastima, quien lo proteja de los jalones, los golpes y los insultos?

A partir de ahora nuestros niños pasarán una considerable parte de sus vidas en las aulas y patios de sus escuelas, bajo la supervisión de directores, maestros, secretarias, regentes, porteros. ¿Son todas estas personas aptas, confiables, decentes, amables? Los gobiernos municipales, las juntas de vecinos y las asambleas de padres dedican mucho tiempo y recursos en solicitar y asegurar infraestructura para las escuelas, pero, ¿quién se ocupa de dotar a nuestros hijos de un entorno libre y humano? ¿Quién evita que los coarten, que los obliguen, que los humillen, que los repriman, que los conviertan en meros apellidos en una lista?

La elección de una escuela pública o privada nos trae otra preocupación más esencial e importante: ¿estará mi hija aprendiendo algo útil? ¿Estarán sus maestros enseñándole, además de las letras y los números, actitudes, reacciones, defectos, valores? ¿Será el contenido de los programas educativos el más adecuado no solo en cantidad y selección de información, sino en punto de vista y enfoque? ¿Estarán conscientes los maestros de que sus palabras y acciones determinan muchas veces la relación de nuestros hijos con las ciencias, las artes, los números, los libros, los deportes? ¿Sabrán que sus reacciones ante los aciertos y errores de nuestros niños pueden darles alas, o amputárselas para siempre?

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia