Columnistas

Asilo político

La desconfianza en el sistema judicial boliviano está detrás de esta decisión.

La Razón

04:08 / 11 de junio de 2012

Aunque hasta ayer la Cancillería boliviana no había sido oficialmente informada, se sabe que el Estado brasileño le concedió asilo político al senador Róger Pinto, quien se refugió en la Embajada de Brasil en Bolivia aduciendo persecución política de parte del Gobierno. El caso es uno más en la lista de dirigentes del antiguo régimen que huyen de la justicia.

En efecto, Róger Pinto no es un actor nuevo en la escena política, ni es un desconocido en los ámbitos judiciales, donde tiene abiertos dos decenas de juicios. Entre los procesos que el hoy refugiado senador debe afrontar se cuentan dos por irregularidades en fondos de avance, cuatro por desbosque, cuatro por incumplimiento de deberes, uno por venta irregular de terrenos, uno por corrupción, uno por contratos lesivos al Estado, cinco por desacato, uno por sedición y otro por desacato y sedición. De hecho, Róger Pinto ya fue sentenciado a detención domiciliaria y a pagar una fianza de Bs 190.000.

Sin embargo, estos antecedentes no parecen haber pesado en la decisión soberana del Estado brasileño de concederle asilo. Según especialistas en derecho internacional, lo que corresponde es continuar con los juicios y luego solicitar la extradición del encausado.

Si bien es discutible la figura de persecución política, y mucho más la denuncia de intento de asesinato, no es menos cierto que a favor de las demandas de refugio o asilo político planteadas por numerosos políticos de oposición en países vecinos, casi todas ellas concedidas, está la paradigmática desconfianza en el sistema judicial boliviano.

Tanto por méritos propios, como por una bien orquestada campaña de desprestigio de las autoridades judiciales electas en octubre de 2011, la justicia boliviana tiene imagen de poco eficiente y, lo que es peor, sometida al poder político. Ciertamente estos males siempre han sido atributos del sistema judicial del país, lo cual no puede servir como excusa para seguir postergando un proceso de renovación de todo el sistema de administración de justicia, no sólo largamente anhelado, sino sobre todo imprescindible para crear condiciones de efectivo ejercicio de los derechos humanos.

Aunque parezca tarde, al Gobierno boliviano le toca demostrar al brasileño que en el caso del senador Pinto no hay persecución alguna, y al Órgano Judicial demostrar su independencia procesando en estricto apego a las leyes vigentes la veintena de casos que el ahora refugiado intenta evadir.

Por ahora Róger Pinto deberá salir de la escena pública, pues su estatus le impide participar de actividades políticas o hacer declaraciones de esa índole; sin embargo, su caso seguramente servirá como bandera para una oposición fragmentada y que no halla más puntos de coincidencia que su desprecio por el actual Gobierno.

TV5

Las ventajas de hablar más de un idioma son cada vez más relevantes en un mundo globalizado. Además de la posibilidad de acceder a una mayor cantidad de oportunidades culturales y económicas, la capacidad intelectual de aquellos que manejan más de un idioma es mayor.

En efecto, no sólo el psicoanálisis sino también la neurolingüística coinciden en que el inconsciente está estructurado como un lenguaje; y en este sentido aquellos que manejan varias lenguas tienen una estructura mental más amplia. Por ejemplo Nabokov, cuya lengua materna era el ruso y manejaba el francés con igual maestría, escribió una novela en inglés (Lolita), considerada como la mejor obra escrita en ese idioma durante los 60’. La misma cualidad políglota puede atribuirse a muchos otros grandes escritores y pensadores como Borges, Carlos Fuentes o Emmanuel Kant.

Por ello, huelga lamentar que en el país no se fomente el aprendizaje de otras lenguas, tanto nacionales como extranjeras, con mayor rigor desde la infancia. Pero también que uno de los operadores de cable haya decidido, sin antes consultar a sus clientes, suprimir el canal francés en La Paz, siendo que son cientos los franceses que residen en esta ciudad, y muchos más los paceños que buscan escuchar y practicar la lengua de Víctor Hugo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia