Columnistas

Balance y perspectivas

El MAS ganó y perdió. Sigue siendo el único partido nacional, pero debe volver a enamorar a La Paz

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Iturri

02:38 / 17 de abril de 2015

Cuando leo algunos post del Facebook quedó anonadado. Los que no votaron por Evo, ni antes ni hoy, se solazan con lo que consideran “el principio del fin” de la era masista en el poder. Así también vi al tres veces derrotado candidato a presidente Samuel Doria Medina en su discurso en El Alto. Menos mal tengo otros lentes y veo la realidad diferente y transcribo mi evaluación de unas elecciones que aún no han terminado.

Primeramente lo que sí ha terminado es la hegemonía de Doria Medina en su partido. Si los de Unidad Nacional fueran inteligentes, pensarían ya en el recambio. Si alguien puede darle carisma a esa organización es Soledad Chapetón. Los de esa tienda política deberían preguntarse: ¿por qué, con tanto dinero y campaña, solo ganaron dos municipios?

Segundo, los verdes ganaron en Santa Cruz y mostraron enorme debilidad para proyectarse a otros departamentos. Al momento está en marcha la campaña de la segunda vuelta y lo más posible es que el oficialismo gane por primera vez en el Beni. Y habrá que ver qué pasa en Tarija.

Tercero, el MAS ganó y perdió. Sigue siendo el único partido nacional, sin embargo, debe volver a enamorar a La Paz, uno de los departamentos clave en Bolivia. Y enamorarlo significa darle verdaderos cuadros capaces de entusiasmar a una región revolucionaria e izquierdista por naturaleza.

Todos coinciden en que fue un error elegir a Édgar Patana como postulante de El Alto, pero si el MAS hubiera tenido una organización fuerte en esa ciudad, las bases se hubieran hecho escuchar. Muchísimos masistas no votaron por el exalcalde y el resultado sale a la vista.

El oficialismo tiene que encontrar los canales democráticos para que la gente escoja a sus aspirantes. Esa fue su fuerza en el pasado. Muchos masistas se prestaron sigla y ahora vuelven a ponerse camiseta azul después de ganar en sus regiones. Bien visto, de encontrarse el mecanismo, tendríamos una mejor democracia.

Y ahora hay que construir cuadros capaces de entender la realidad y saber cómo responder, y este tema no es simplemente darles un par de charlas o seminarios, es un trabajo de todos los días. Además, habrá que pensar en la reforma de la Constitución Política del Estado. Si el pueblo boliviano vota por la posible reelección de Evo Morales, en los hechos significaría que el ganador de 2019 ya tendría nombre y apellido. En fin, todos los partidos tienen tarea, y el que se duerma será como el camarón que se duerme…

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia