Columnistas

Bolivia y Perú en la historia

Para que exista una verdadera integración entre Bolivia y Perú, falta todavía mucho por hacer

La Razón / Contrapunto - Ramiro Prudencio Lizón

02:06 / 17 de julio de 2013

En el presente mes se conmemorará el 192º aniversario de la independencia de la hermana nación peruana. En efecto, el 28 de julio de 1821, el general José de San Martín proclamó en Lima la independencia con un juramento que resumía los tres principios que consideraba base de todo poder político: el pueblo, la justicia y Dios. “El Perú es desde este momento libre e independiente por la voluntad general de los pueblos y por la justicia de su causa que Dios defiende”.

Al recordar el aniversario del Perú, es importante efectuar una somera relación de la estrecha vinculación que permanentemente se ha mantenido entre bolivianos y peruanos. Para ello, se debe remarcar que durante largo tiempo el Perú y el Alto Perú conformaron una unidad política. Primeramente en el incanato y luego en los dos primeros siglos de la época colonial. Posteriormente, cuando los dos territorios se separaron con el establecimiento del Virreinato de Buenos Aires, las regiones del norte, La Paz, Oruro y Cochabamba, continuaron conservando un fuerte enlace con Tacna, Cuzco, Arequipa y Puno.

La Guerra de la Independencia que en primera instancia volvió a reunificar a los dos Perú con el decreto del virrey Abascal, que integraba el Alto Perú con el virreinato limeño, terminó al final por consolidar su separación. Pero el anhelo de juntarse nuevamente no se perdió en mucho tiempo. Hubo varios intentos de federación, primeramente por iniciativa de Bolívar, que dio lugar al Pacto de Federación de 1826, donde se decía que Perú y Bolivia se reúnen en la “Federación Bolivariana”;  luego con la Confederación Perú-Boliviana de 1837; y por último, con el Tratado de 11 de junio de 1880, que constituyó los Estados Unidos Perú-Bolivianos. Lamentablemente, la conquista y dominio de Lima y de otros centros vitales del Perú por las tropas chilenas sepultaron este último documento, pese a haber sido aprobado por los dos congresos.

Ante la imposibilidad de reunificar el  Perú y el Alto Perú, porque ya constituían dos Estados diferentes, en el siglo XX se decidió modificar el utópico ideal federativo por una política de mayor interrelación física y económica. Ella se inició con la construcción del ferrocarril de Guaqui a La Paz, que con el tiempo debía reunirse al de Puno- Mollendo.  Luego se firmaron convenios de libre tránsito irrestricto y, por último, se llevó a cabo la concesión de la zona franca industrial y turística en el puerto de Ilo.

Pero para que exista una verdadera integración entre estos dos países de un común origen, falta todavía mucho por hacer. Actualmente, el Gobierno nacional espera que el Perú ratifique los últimos acuerdos de Ilo para poder utilizar más ampliamente dicho puerto. Además, existen algunos proyectos de construir una vía férrea desde Puerto Suárez hasta Ilo. Pero ellos pecan de exageración, porque ya existía una vinculación ferroviaria entre los dos países.

Como se dijo anteriormente, ella unía la ciudad de La Paz con el puerto de Guaqui, pero  luego debía atravesarse el lago Titicaca por vía acuática hasta Puno. De allí se continuaba por medio del ferrocarril de Puno hasta Mollendo - Matarani. En consecuencia, bastaría que se construyese el tramo Santa Cruz – Cochabamba, y se habilitasen las demás rutas, es decir, Cochabamba-La Paz; La Paz – Guaqui; y se construyese el ramal Guaqui – Puno, para tener una vía férrea expedita hasta los puertos peruanos de Matarani e Ilo.

Es menester que nuestro Gobierno comprenda que no se puede construir la línea férrea Charaña - Tacna- Ilo, porque lo impide el Tratado de Lima de 1929 entre Chile y Perú. Por lo tanto, por medio de un ferrocarril, sólo se puede ir a Ilo por el lado de Puno, como se había efectuado en el pasado.

En consecuencia, con un espíritu más realista y buscando un estrecho entendimiento entre Bolivia y Perú, se podría alcanzar una mayor presencia boliviana en el mar peruano, lo que intensificaría grandemente los nexos entre ambos países, para poder llegar prontamente a una verdadera y auténtica integración física y económica entre ellos, tal como lo anhelan los hermanos pueblos de Bolivia y Perú.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia