Columnistas

Bosques y alimentos

Los bosques constituyen una importante fuente de alimentos e ingresos para millones de personas

La Razón (Edición Impresa) / Paola Navarro

02:20 / 05 de mayo de 2015

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) define la seguridad alimentaria como una situación que permite asegurar que todas las personas tengan en todo momento acceso físico, social y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos, a fin de llevar una vida activa y sana.

La seguridad alimentaria ocupa la agenda global por la preocupación de cómo alimentar a una población creciente, que se estima llegue a los 9.000 millones de habitantes en 2050. Este objetivo está ligado a continuar con el modelo actual de producción de alimentos basado en la producción agrícola, que deberá aumentar en 60% para satisfacer las necesidades de alimentación mundial. Este sistema, por lo general intensivo, trae consigo graves consecuencias ambientales, porque implica conversión de ecosistemas naturales en tierras de cultivo, y por ende, implica la desaparición de bosques.

Paradójicamente los bosques constituyen una importante fuente de alimentos e ingresos para millones de personas, porque suministran alimentos como frutos, nueces y hojas.

Los cálculos elaborados por la FAO sugieren que cerca de 1.600 millones de personas dependen en mayor o medida de los bosques y otros sistemas naturales para sus dietas y medios de vida en general. Por lo tanto, la producción de alimentos no solo necesita basarse en la agricultura intensiva de unos pocos cultivos de alto rendimiento, sino que además hay que reconocer el rol de los bosques como fuente importante de alimentos nutritivos para las familias.

Aunado a lo anterior, los bosques también son una fuente importante de ingresos económicos y de innovación para el sector empresarial. Por ejemplo, muchas familias en la Amazonía boliviana viven de la recolección de castaña, cacao o asai, alimentos que complementan su dieta alimentaria y a la vez les permiten generan importantes ingresos por su comercialización como materia prima o como ingredientes naturales para la industria cosmética, farmacéutica y alimenticia.

Bolivia posee 53 millones de hectáreas de bosques y es uno de los países con mayor biodiversidad, sin embargo, los beneficios que éstos nos ofrecen están constantemente amenazados por la degradación y deforestación (se estima una pérdida anual promedio de entre 195.000 y 205.000 hectáreas por año). Esta situación merece nuestra atención y acción para cuidar nuestros bosques y promover que las políticas sectoriales visibilicen las muchas maneras de contribución de las áreas forestales, que va desde la seguridad alimentaria, pasando por la producción agrícola y la generación de agua, hasta la regulación climática.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia