Columnistas

Brasil electoral sin Campos

Todo apunta a que Marina Silva será la candidata, lo que se traduciría en más votos para el PSB

La Razón (Edición Impresa) / José Rafael Vilar

02:21 / 19 de agosto de 2014

Meses atrás, la alianza entre el líder del Partido Socialista do Brasil (PSB), Eduardo Henrique Accioly Campos, y la del Partido Verde (PV), Marina Silva Vaz de Lima (más conocida como Marina Silva) abrió el camino a la candidatura presidencial del primero —exitoso gobernador del estado Pernambuco durante dos periodos consecutivos pero poco conocido en el resto del país— acompañado por Silva como candidata a la vicepresidencia.

Marina Silva no era una novata electoral. Ministra de Medio Ambiente en el primer gobierno de Lula da Silva, y después su principal crítica desde la izquierda brasilera, en las elecciones presidenciales de 2010 fue tercera en la primera vuelta electoral, tras Dilma Rousseff, del Partido dos Trabalhadores (PT), y José Serra, del Partido da Social Democracia Brasileira (PSDB). Casi 20 millones de votos fueron su estreno —y el de su partido (PV)— en comicios brasileros.

A mediados de julio, las encuestas no auguraban un buen escenario para Campos-Silva. Data folha, una de las prestigiosas encuestadoras del país, le asignaba 8%, muy detrás de la presidenta Rousseff (36%), a pesar de los escándalos de corrupción por las obras del Mundial, el mal desempeño de la economía y los problemas irresueltos, que llevaron a las manifestaciones de 2013; y del senador Aécio Neves da Cunha por el PSDB (20%), nieto de Tancredo Neves, el primer presidente electo tras la dictadura. Las demás candidaturas —Everaldo Pereira por el Social Cristão con 3 %, José María Almeida (Socialista dos Trabalhadores Unificado), Luciana Genro (Socialismo e Liberdade), Eduardo Jorge (Verde) y Rui Costa Pimenta (Da Causa Operaria) con solo 1 % cada uno— no llegarían, juntos, al resultado para Campos-Silva.

Sin embargo, el accidente fatal que segó la vida de Campos no solo acabó con un joven y prometedor político, sino que además revolucionó el panorama electoral de Brasil para octubre. En los próximos días, luego del entierro de Campos el domingo, el PSB anunciará quién sustituirá a su líder en la candidatura presidencial. De las dos opciones que tiene (que Marina Silva ocupe la candidatura o elegir otro candidato socialista) la decisión será fácil: escasas 24 horas después del accidente, el PSB contrató una encuesta telefónica de 30.000 casos para medir su potencialidad como candidata. Los resultados dieron a Marina Silva el segundo lugar, marginalmente por encima de Neves da Cunha, y solo superada por Rousseff. Pero el resultado más importante es que se preveía una segunda vuelta electoral, y entonces Silva Vaz de Lima estaría en un virtual empate técnico con la actual presidenta.

Hasta hoy, todo apunta a que Marina Silva será la candidata, lo que, de acuerdo con el pronóstico, beneficiará los votos para el PSB, considerando que ella es más conocida nacionalmente que el difunto Campos. Además del “voto duelo” (que podría reducirse hasta octubre), la candidatura de Silva crecería dentro del electorado que en las últimas tres elecciones votó por el PT. A Marina Silva la han llamado “Lula con falda”. Yo agregaré “y sin corrupción”...

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia