Columnistas

¿Buena suerte o buenas políticas?

El buen desempeño se debió a tres factores: buena suerte, buenas políticas y el cambio político

La Razón / Gabriel Loza Tellería

00:49 / 17 de diciembre de 2011

Recientemente, un expresidente y un ministro intercambiaron opiniones y adjetivos sobre a qué se debía el buen desempeño de la economía boliviana en estos cinco años.

Con objeto de contribuir al debate, me remito al Premio Nobel de Economía, Jan Tinbergen, que diferenciaba entre política cualitativa (cambios en la estructura económica) y política cuantitativa (como cambios dentro de la misma estructura de ciertos parámetros o instrumentos). Y definía tres dimensiones de la política económica: a) La afectación de los factores de producción entre diversos actores. b) La estabilización de la coyuntura y los equilibrios macroeconómicos a corto plazo. c) La distribución de recursos (rentas, patrimonios) entre individuos.

Sobre la base de dicho criterio encontramos las siguientes características de la política económica y social boliviana entre 2006 y 2011:

i) La afectación de los factores de producción se dio mediante la recuperación de la propiedad estatal, que fue privatizada en el modelo neoliberal, la nacionalización de la renta de los hidrocarburos, la protección laboral y del salario real, el límite de 5.000 hectáreas en la tenencia de la tierra.

ii) Se mantuvo el equilibrio macroeconómico a corto plazo mediante una autodisciplina fiscal y monetaria; se preservó el equilibrio externo mediante una política cambiaria apropiada y un manejo sostenible de la deuda pública externa.

iii) La distribución de los recursos fiscales y rentas fue diferente del pasado, privilegiando a la población rural y pobre. Los bonos sociales focalizados representaron en 2011 un 1,4% del PIB, y contribuirán a que la meta de reducción de extrema pobreza, del 24%, se alcance antes de 2014. Se aumentó la contribución fiscal de los hidrocarburos y de la minería y se duplicó la Inversión Pública. 

¿Cuáles son los factores que explican el buen desempeño económico y social? Con base al trabajo de Roberto Zahler, expresidente del Banco Central de Chile, encontramos que el buen desempeño económico y social de Bolivia se debió a tres factores: buena suerte, buenas políticas y el cambio político:

1) Buena suerte: ciclo favorable y prolongado de los precios internacionales de los productos básicos de exportación.

2) Buenas políticas macroeconómicas y sociales: autodisciplina monetaria y fiscal, una política monetaria contracíclica y una política fiscal orientada a la inversión y el rol redistributivo del Estado por medio de bonos focalizados.

3) Cambio Político: cambio en la propiedad del capital mediante las Empresas Estatales Estratégicas, en la renta de los hidrocarburos y minera. Cambio en el uso y destino del excedente económico, que en lugar de salir tenga un destino productivo y social. El cambio político se dio con el desplazamiento de la clase dominante, la ampliación de la democracia y en la composición de las instituciones del Estado.

Es decir, si se mira con amplitud, la buena política macroeconómica contribuyó al buen desempeño, pero junto con una política de afectación y de redistribución de los recursos en un proceso de cambio político con un contexto externo muy favorable.

Cada quién podrá dar más énfasis a un factor, pero debe tomar en cuenta no sólo la política cuantitativa, los instrumentos, una de las dimensiones de la política económica, sino también los cambios cualitativos referidos a la afectación y distribución de los recursos.  

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia