Columnistas

El Capital Social del pueblo de Macha

Según Robert Putman, el éxito de una sociedad depende del nivel de confianza entre sus miembros

La Razón (Edición Impresa) / Sergio Pablo Garnica Pantoja

00:00 / 06 de mayo de 2015

Esta historia comienza en el cómodo sillón de mi departamento. Es el primer domingo de mayo y por la televisión pasan documentales de la festividad de la cruz en Macha (provincia Chayanta de Potosí). Entre los diferentes registros de la festividad se resalta el vínculo místico entre la Pachamama y sus hijos, lazo ancestral fertilizado con sangre y bendecido con la culminación del proceso productivo (agrícola y ganadero).

El ritual en las comunidades aledañas a Macha se entremezcla entre lo católico y lo profano. Una noche antes de “El Encuentro”, se forjan los vínculos familiares, los vínculos entre miembros de la comunidad y los vínculos con los espíritus del lugar. Los comunarios piden permiso y perdón al Sol, a la Luna, a los cerros y a los ídolos impuestos, cada miembro del grupo tiene una actividad asignada y sin la cual no se lograría contentar a las deidades y fortalecer a la comunidad.

La unidad social que se expresa en Macha hace que recuerde el libro de Robert Putman Making Democracy Work (1993), ya un clásico de la literatura económica y de la ciencia política. El documento de Putman estudia la relación entre las instituciones democráticas y el desarrollo económico, para tal fin recurre a un estudio comparativo entre el norte y el sur de Italia.

La hipótesis señala que el fuerte contraste entre el éxito de los gobiernos locales del norte italiano y el fracaso de los del sur podría deberse a las diferencias en el stock de “capital social” de ambas regiones. Mientras el norte se caracteriza por la existencia de una sociedad civil activa, el sur exhibe niveles sensiblemente menores de capacidad asociativa, y una muy baja predisposición a la participación de la ciudadanía en los problemas comunitarios. 

Putman ha propiciado un intenso debate sobre el papel del capital social en el funcionamiento de una economía. La polémica se instaura en la definición de capital social. El autor en una entrevista lo resume de la siguiente manera: “Que los lazos entre las personas tengan un efecto real, que no sean un mero sentimiento. Un ejemplo: la mayor parte de la gente consigue trabajo más por las personas que conoce que por su propia formación. Y no hablo de nepotismo. Muchas veces una agenda, es decir, tener buenos contactos, vale más que todos los títulos académicos juntos. La reciprocidad depende de las conexiones: si tú no vas al funeral de alguien, puede que sus familiares o amigos no vayan al tuyo”. En síntesis, el éxito de una sociedad dependerá del nivel de confianza entre sus miembros.

El cielo bermejo de Macha se ve interrumpido por el encuentro de las comunidades consigo mismas y con la Pachamama, la fatalidad del tinku debería recordarnos algo de lo que no podremos desprendernos nunca en la sociedad del individualismo, pero que rara vez nos tomamos el tiempo de leer, me refiero a la insignia de nuestra moneda.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia