Columnistas

Celebremos a las niñas y mujeres

Existen obstáculos y brechas para que las mujeres y las niñas puedan vivir una vida libre de violencia

La Razón (Edición Impresa) / Ana Angarita

00:04 / 11 de octubre de 2015

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, recientemente aprobados, incluyen, con sobrada razón, metas fundamentales para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas. Ofrecen una oportunidad para alcanzar un compromiso mundial que interrumpa la transmisión intergeneracional de la pobreza, la violencia, la exclusión y la discriminación, y haga realidad nuestra visión de una vida digna para todos” (Mensaje del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon)

Hoy, 11 de octubre, es un día para celebrar a las mujeres y niñas de todo el país. Celebrar porque son un pilar importante de la sociedad plural y multiétnica que es Bolivia. Pero, además, porque con esta celebración todos los bolivianos debemos hacernos eco de sus derechos, su aporte a la sociedad y al bienestar social; a la vez que a sus anhelos, individuales y colectivos.

Hoy, 11 de octubre, Día Internacional de la Niña y Día de la Mujer Boliviana, las Naciones Unidas en el Estado Plurinacional de Bolivia valoran los progresos realizados en la consecución de los derechos de las 5 millones de mujeres y niñas en el país, en particular en el ámbito legislativo. Queremos, en este día, centrarnos en lo que constituye el principal freno a sus derechos: la violencia.

Desde la promulgación de la nueva Constitución Política del Estado en 2009 se han logrado avances hacia la igualdad de género, el reconocimiento y protección de los derechos humanos de las niñas, adolescentes y mujeres. Este panorama se refleja claramente en el desarrollo de un marco normativo específico y particularmente en la promulgación de la Ley 348 (Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia) y su reglamentación. Pero existen desafíos, obstáculos y brechas para lograr que las mujeres y las niñas puedan vivir, de manera efectiva, una vida libre de violencia.

Bolivia no cuenta todavía con un sistema de información y registro de datos que proporcionen estadísticas oficiales que reflejen, con validez y confiabilidad, el número de casos de violencia que se denuncian, procesan y que viven las mujeres bolivianas. Cada año se registran 14.000 casos de mujeres víctimas de violencia sexual, de las cuales el 60% fue víctima de violación sexual en sus propios hogares; y de cada tres niñas, una habría sido abusada sexualmente, según un Informe de Violencia Sexual Contra las Mujeres (2012) elaborado por la Defensoría del Pueblo, con apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). De estos casos, solo el 10% llega a ser denunciado y solo el 1% es sancionado.

En agosto de 2015, la Defensoría del Pueblo informó que el 23% de las niñas, niños y adolescentes en Bolivia sufre de algún tipo de agresión sexual. Igualmente señala que, entre enero y julio de 2015 se reportaron 29 infanticidios y 232 hechos de violencia sexual contra niñas, niños y adolescentes. La violencia sexual contra las niñas y adolescentes se convierte, además, en un factor de expulsión del hogar, que las expone a una vida de desprotección y condiciones de vulnerabilidad, siendo también una de las causas del embarazo adolescente.

El proceso judicial también presenta dificultades que requieren urgente atención. El estudio de ONU Mujeres (2014) muestra que para una efectiva implementación de la Ley 348 se requiere una mayor asignación de recursos humanos y económicos para las instituciones encargadas de atender casos de violencia.

El sistema de las Naciones Unidas convoca a la sociedad civil, autoridades y a la sociedad en pleno a contribuir con eficacia para que cada niña y cada mujer puedan celebrar este día con ilusión y esperanza.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia