Columnistas

Censo 2012 y la autoidentificación IOC

Hay el mandato de  cuantificar cuánto se avanza contra la discriminación de ciertos grupos marginales

La Razón / Xavier Albó

04:38 / 08 de enero de 2012

Ya es un hecho que el censo se hará este año. Ya se contrató a personal para el largo trabajo de mapeo y otros del pre-censo. Se van realizado talleres y circulan borradores de la boleta para recoger reacciones y sugerencias. No es fácil llegar a consensos. Pero la primera buena noticia es que ahora ya nadie se opone a un censo, porque hay conciencia de que sus datos pueden ser también la base de derechos, como por ejemplo la distribución de los curules, de los recursos de coparticipación tributaria o la posibilidad de acceder o no a una autonomía “Indígena Originaria Campesina” (IOC), para usar la pomposa expresión de nuestra CPE, etc.

Me limitaré aquí a la pregunta relacionada con la pertenencia (o no) a algunos de los pueblos IOC del país. Se incorporó por primera vez en 2001, como resultado de recomendaciones de organismos internacionales. Sin negar la importancia de informar también sobre las lenguas, se recomienda cada vez más la necesidad complementaria de que los interesados expliciten su pertenencia (o no) a algún pueblo IOC.

Ya entonces, años antes del ascenso de Evo, esta pregunta se consideraba clave, porque en un número creciente de normas internacionales y en las propias metas del milenio hay el mandato de medir (y por tanto, poder cuantificar) cuánto se avanza contra la discriminación de determinados grupos marginales. Otros, como las mujeres, los niños o los ancianos son más fáciles de medir. Pero para los “pueblos indígenas” hay que ser más cuidadosos, y por eso abundan los talleres internacionales sobre cómo hacerlo. El último fue en Cartagena de Indias, Colombia, hace apenas unos meses.

Con esos avances, cada vez se usan menos los viejos términos genéricos y de raíces raciales (blanco, mestizo, indígena, negro...). Se prefiere la pertenencia o no a los diversos pueblos (o “naciones”) indígenas originarios y “afrodescendientes”.    

La Declaración de las NNUU de 2007 sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, y nuestra CPE de 2009, son dos de los instrumentos más recientes que nos exigen formular bien estas preguntas, que ayudan a establecer quiénes son los sujetos de esos derechos específicos tanto individuales como colectivos, además de los comunes para todo ciudadano.

Resalto tres mejoras constatadas en los borradores que ya circulan. La primera es que esa pertenencia ya se preguntará a toda la población (como se hacía ya para la lengua). La segunda es que se incluirá una lista más amplia de los diversos pueblos y lenguas, pues en 2011 sólo se explicitaron los cinco pueblos y los tres idiomas principales, dejando para los demás un espacio en blanco para que cada uno llenara el suyo; lo positivo fue que, con esa información, ahora ya sabemos con detalle cuántos pueblos somos y, por lo mismo podemos tener ya una lista. La tercera es haber incluido a los afrobolivianos  o afrodescendientes, a los que la CPE art. 32 concede derechos semejantes a los de los pueblos IOC.

¡Ah! Y la respuesta “no” (pertenece a “ningún” pueblo IOC) es tan correcta, legítima y útil como todas las demás. Es lo que yo, en concreto, deberé responder sin sentirme por ello “ninguneado” ni mucho menos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia