Columnistas

Censo, consenso y planificación

El objetivo central del censo es saber cuántos somos los bolivianos y en qué condiciones vivimos

La Razón / Gabriel Loza Tellería

01:44 / 17 de noviembre de 2012

El Censo de Población y Vivienda, que se realizará el miércoles 21, es una simple actividad estadística periódica, que se recomienda efectuar cada diez años, y que debiera ser asumida por la población como una actividad normal. El censo comprende un conjunto de operaciones que consisten en reunir, elaborar y publicar datos demográficos, económicos y sociales, correspondientes a todos los habitantes de un país, referidos a un momento del tiempo. Sin embargo, en el caso boliviano, hasta esta labor estadística ha sido objeto de discusión política, de amenazas, de bloqueos, de críticas y contra críticas; al igual que casi todos los temas nacionales.

El censo, se dice, es la fuente de datos de mayor importancia, porque solicita información de toda la población, aborda aspectos relevantes para el trabajo de cualquier científico social y es oficial. Las características de un censo son: secreto estadístico, territorio bien definido (Bolivia), universalidad, unidad censal y simultaneidad. El objetivo central es saber cuántos somos en total los bolivianos y en qué condiciones vivimos o habitamos; nada más. Las otras preguntas son complementarias y no tienen implicaciones tributarias, territoriales, limítrofes, étnicas o racistas, religiosas ni futbolísticas.

Los rumores y comentarios que circulan me traen a la memoria el censo romano que se hizo hace más de dos mil años, y que es mencionado en la Biblia, donde las familias tenían que trasladarse a su lugar de origen. Actividad que despertaba, sobre todo en la población judía, temores, pues corrían rumores de que el objetivo era justamente evitar el nacimiento del redentor, o tomar represalias contra una determinada población. Bueno, en esa época no había medios de comunicación ni analistas y sólo una poca tradición escrita y más oral, las redes sociales de entonces pasaban la información de boca a boca y de puerta a puerta. Hoy, con todos los adelantos de la tecnología y la comunicación, seguimos en la misma ola de rumores.

¿A quién beneficia el censo? ¿Al Gobierno o a una ministra o al país entero? ¿Nos alegraríamos si hay problemas en el empadronamiento? Seguimos perdiendo la brújula y me preocupa que hasta en una actividad estadística que realizan todos los países periódicamente no haya un consenso mínimo. Tampoco estoy de acuerdo en asociar el censo a un beneficio tributario, como por ejemplo el de una transferencia monetaria a las municipalidades, puesto que el censo no tiene ese objetivo. La política del Gobierno para la distribución del excedente puede tomar distintos criterios e indicadores no sólo asociados al tamaño de la población, sino también al nivel de la pobreza o la carencia de viviendas, el nivel de ingreso, la satisfacción de necesidades básicas, etc. Por lo tanto, no hay que rogar a nadie y el que quiere censarse, lo hace.

La utilidad del censo está en la información estadística económica y social que proporciona, y que es un insumo para diseñar las políticas públicas del Gobierno, gobernaciones, municipalidades y para la planificación. También es un insumo para los cientistas económicos sociales, ONG y fundaciones que van a esperar y utilizar los datos para hacer sus consultorías y justificar los recursos que reciben en informes de desarrollo humano. Los beneficiarios de esta información deberían haber ayudado en la campaña de informar, instruir y orientar a la población, y no dejarle sólo a un ministerio y al INE esta responsabilidad. El censo debería ser parte de la cultura informativa de la población y no un hecho politizado.

Por estas razones, les abriré las puertas de mi vivienda y esperaré a los empadronadores, que no tienen ningún color político, con un vaso de agua o un refresco, y contestaré todas las preguntas de la boleta censal.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia