Columnistas

Charaña y el rol del Perú

No queda duda alguna de que en la negociación de Charaña el Perú no fue ni un óbice ni un obstáculo

La Razón (Edición Impresa) / Walker San Miguel Rodríguez

00:01 / 10 de enero de 2014

El proceso de negociación iniciado en Charaña en 1974 es el más importante hito de la historia diplomática boliviana respecto a su siempre compleja relación con Chile. Ramiro Prudencio, autor de un libro sobre este tema, señala: “Mediante nota de 19 de diciembre de 1975, Chile presentó una propuesta formal de solución, con la cesión soberana a Bolivia de un corredor al norte de Arica, con continuidad territorial hasta el mar. En el corredor estaban incluidos el ferrocarril de Arica a La Paz, el aeropuerto de Chacalluta y el camino de Arica a Visviri, vinculado al de Charaña. En cuanto al litoral, éste comprendía ocho kilómetros de costa, lo que hubiera permitido la construcción de un puerto”.

El proceso iniciado en febrero de 1974 se prolongó durante los años siguientes y concluyó abruptamente. La carta del 18 de enero de 1978 del presidente Banzer a  Pinochet en la que se pone fin al proceso y se comunica la ruptura de relaciones diplomáticas es una muestra del tono al que habían llegado las partes en la negociación. Desde entonces no se ha hecho una seria reflexión sobre lo que ocurrió en Charaña. El fracaso fue atribuido a diversos factores y la prensa de la época refleja las opiniones autorizadas de Ricardo Anaya, Wálter Guevara Arze, Mario Gutiérrez, Jorge Escobari (entre muchos otros) sobre lo transcurrido entre La Paz y Santiago.

Los historiadores tampoco se han detenido a analizar el memorándum de 11 puntos que el Perú envió a Chile en aplicación del Protocolo Complementario al Tratado de Lima de 1929, y en el que consta su respuesta (fechada el 18 de noviembre de 1976) sobre la eventual cesión de tierra y mar a Bolivia. Perú condicionó la cesión soberana de Chile a Bolivia de un corredor al norte de Arica y paralelo a la Línea de la Concordia al “establecimiento, a continuación del corredor, de un área territorial bajo soberanía compartida de los tres Estados situada al sur de la frontera peruano-chilena”. Además, Perú pedía la constitución de una administración portuaria trinacional aunque señalaba que Bolivia podría construir un puerto bajo su exclusiva soberanía y pedía que se establezca un polo de desarrollo económico entre los tres países.

Sobre el acceso de Bolivia al mar, el Perú se pronunció a favor de conceder “soberanía exclusiva de Bolivia sobre el mar adyacente al litoral del territorio bajo soberanía compartida”. De esa manera se habría encontrado “la solución definitiva a la mediterraneidad de Bolivia” como señalaba el punto 8 del memorándum. Y para que el planteamiento se entienda gráficamente, el Perú adjuntó un plano o croquis a su propuesta.

Sobre tan relevante hecho diplomático (en Charaña Bolivia sí estuvo a punto de conseguir su ansiada salida al mar) no queda duda alguna de que el Perú no fue ni un óbice ni un obstáculo, siendo la mejor prueba la respuesta peruana a Chile de la que hemos extraído frases textuales. Respecto a la zona trinacional planteada por el Perú, conviene recordar que intelectuales y políticos bolivianos como Ricardo Anaya y Wálter Guevara habían formulado previamente tesis acerca de conformar una zona y un polo de desarrollo trinacional en el puerto de Arica como solución a nuestro enclaustramiento.

Sin embargo, la escasa iniciativa del gobierno boliviano de entonces (ya desgastado y acosado por las voces que pedían poner fin a la dictadura banzerista) y una opinión pública escéptica alentaron la versión en sentido de que uno de los factores del fracaso de Charaña fue la respuesta peruana (el otro era la exigencia chilena de un canje territorial). A mi juicio, la diplomacia boliviana no se empeñó en convencer al Perú que la zona trinacional se prolongase 40 o 50 años para luego pasar a entera soberanía boliviana ni en conseguir el apoyo del Perú para que Chile reconsidere su petición de canje territorial, entonces el proceso de negociación languideció y finalizó a portazos retrasando enormemente la integración económica y el desarrollo de nuestros pueblos, peor resultado imposible.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia