Columnistas

Chile frente al problema marítimo

Sería conveniente bajar ahora el tono agresivo y esperar la llegada de Bachelet al Gobierno chileno

La Razón / Ramiro Prudencio Lizón

00:13 / 08 de mayo de 2013

La álgida situación actual entre Bolivia y Chile ha dado lugar a que este último país haya tomado una rígida posición frente al problema marítimo nacional. El gobierno de Piñera ha manifestado reiteradamente que su país no debe nada a Bolivia y, por ende, no está dispuesto a solucionar dicho problema mediante la cesión de un territorio costero. Mucha gente ahora cree que los chilenos siempre han tenido como política básica el rechazar todo entendimiento sobre este tema. Pero la Historia demuestra que esa posición no es la tradicional de Chile. Porque, salvo cuando las relaciones fueron muy frías, la intención chilena durante casi todo el siglo pasado fue buscar una solución definitiva al enclaustramiento geográfico boliviano. Basta recordar lo sucedido en los últimos 50 años.

Primeramente, el gobierno del presidente González Videla llegó a aceptar, en 1950, el ingreso a “una negociación directa destinada a buscar la fórmula que pueda hacer posible dar a Bolivia una salida propia y soberana al océano Pacífico”. Luego, durante el gobierno de Jorge Alessandri, Chile presentó un memorándum en 1961, donde declaraba que “siempre ha estado llano a estudiar en gestiones directas con Bolivia la posibilidad de satisfacer las aspiraciones de ésta y los intereses de Chile”. Como se sabe, el conflicto producido por el desvío de las aguas del río Lauca sepultó esta nueva iniciativa. Poco tiempo después, el gobierno de Eduardo Frei Montalva reanudó conversaciones reservadas sobre el tema marítimo, pero el ambiente no era aún propicio para un entendimiento, ya que la querella del Lauca había creado una profunda animadversión entre los pueblos boliviano y chileno.

Con el gobierno socialista de Salvador Allende se continuaron las conversaciones, llegándose a concebir una posible solución en base a la cesión de  un corredor al norte de Arica, tal como se había estudiado en 1950. A la caída de Allende, el régimen militar que tomó el poder, encabezado por el general Pinochet, también se preocupó del asunto, y buscó un arreglo directo con Bolivia. De este modo se llegó a la negociación iniciada en Charaña, que fue la más importante del siglo pasado. En esa oportunidad, mediante nota de 19 de diciembre de 1975, Chile ofreció ceder a nuestro país un corredor al norte de Arica, con continuidad territorial desde Bolivia hasta el mar. Posteriormente, y pese a que Bolivia había roto abruptamente las relaciones diplomáticas con Chile, se volvió a negociar la cuestión marítima. La última tratativa formal tuvo como punto culminante la reunión de los dos cancilleres en Montevideo, en 1987, bajo los auspicios del Gobierno uruguayo. Como se tiene conocimiento, esta negociación fracasó debido a la radical oposición del comandante en jefe de la marina chilena, el almirante Merino.

El siglo XXI comenzó con los mejores auspicios. En Bolivia surgió el gas que daba la oportunidad de crear una estrecha interrelación económica con Chile, país que necesita ese energético con desesperación. El presidente Ricardo Lagos vino a Bolivia en reiteradas oportunidades para mantener entrevistas con casi todos nuestros gobernantes. Pero, pese a ello, la venta de gas a Chile siempre se frustró, lo que dejó una profunda amargura en ese país.

Por otra parte, es evidente que cuando los dos países se transan en enfrentamientos violentos, la nación chilena decide rechazar toda posible inteligencia sobre la materia, reiterando que con el Tratado de 1904 se han solucionado todos los problemas territoriales. En consecuencia, sería muy conveniente bajar ahora el tono agresivo y esperar la llegada de la señora Bachelet al Gobierno chileno. Ella siempre ha demostrado gran simpatía a Bolivia. Y si a esto se sumara la previsión de una política energética, mediante la concepción de un gasoducto a Chile, lo más probable es que con el futuro gobierno de ese país se podría llegar a entendimientos muy constructivos sobre el mar, dando inicio a conversaciones encaminadas a lograr la anhelada salida propia y soberana al Pacífico.  

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia