Columnistas

Científicos en Bolivia

Los establecimientos educativos funcionan como verdaderos dispositivos de poder disciplinario

La Razón (Edición Impresa) / Lourdes Montero

03:30 / 18 de enero de 2016

A Fue muy bueno iniciar el año con el primer encuentro de científicos bolivianos radicados en el exterior, convocado para recoger ideas en torno a la “liberación tecnológica y científica del país”. La convocatoria realizada por el Gobierno recibió más de 300 postulaciones de 33 países, que se concretaron en la visita de 54 científicos. Por sí misma, esta red de conocimiento de especialistas bolivianos es un valioso capital que en el futuro podemos aprovechar.

Los científicos que participaron del evento declararon sentirse “privilegiados” de ser convocados por el país, e imagino que la reunión les permitió renovar su adhesión identitaria, fortaleciendo el compromiso y cariño que sienten por Bolivia. Muchos de ellos incluso declararon su deseo de volver a compartir sus conocimientos si el país les ofrece oportunidades laborales similares a las que gozan en el extranjero.

Las dudas surgen en torno a la sostenibilidad de esta iniciativa, ya que, como plantea el científico Juan Pablo Hurtado, “la ciencia no es algo que aparece de un día a otro, sino después de un proceso en el que tiene que primar la correlación entre educación primaria, secundaria, universitaria y posgrado”. Es decir, para que la ciencia se desarrolle y produzca tecnología, todo el sistema de conocimiento del país debe dirigirse a preparar personas innovadoras que busquen caminos distintos de los recorridos por sus antecesores.

Nuestro sistema educativo, como golondrinas que no hacen un verano, ha permitido que surjan Esteban Quispe, el genio en robótica de Patacamaya; o Erika Mamani y Esmeralda Quispe de Omasuyos, quienes nos impresionaron con un brazo hidráulico hecho de materiales reciclados. Pero sabemos que el surgimiento de estos jóvenes no es producto de nuestro sistema educativo, que nos enseña a obedecer y no a pensar, y más bien han desarrollado su creatividad a pesar de él.

Los establecimientos educativos en Bolivia funcionan como verdaderos dispositivos de poder disciplinario; es decir, donde las y los niños son moldeados a pautas sociales de una normalidad mediocre que busca el menor esfuerzo. Las lógicas cotidianas de los centros educativos se articulan en una suerte de homogeneización de subjetividades; es decir, adecuación del comportamiento para que estén acordes a las pautas sociales establecidas y reproduzcan las relaciones sociales de dominación como si fuesen naturales. En el colegio el pensar y discutir son acciones absolutamente rebeldes, que son castigadas y extirpadas con una eficiencia envidiable. 

De las universidades públicas no me atrevo ni a hablar. Simplemente me remito a los conflictos de Cochabamba que nos dejaron ver una estructura absorta en una mezquina guerra de intereses personales y cuyo interés por la productividad o excelencia es absolutamente nulo. Es tal la crisis de esta institucionalidad en el país que demandarle conocimiento parece ser un objetivo utópico.

Entonces, de qué nos sirven los valiosos consejos de nuestros científicos. Cómo creer que este evento, más allá de un eficaz acto de campaña, pueda impactar en una institucionalidad que genere ciencia y tecnología en el país. Todos soñamos, junto al Presidente, con una “liberación científico-tecnológica”, pero me perdonan si en este tema soy muy poco optimista.

El profesor Eduardo José Bayro, experto en inteligencia artificial y robótica, en representación de la mesa seis, explicó que el denominado Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología contempla cuatro bloques: la administración de siete centros nacionales de investigación e innovación tecnológica; un programa nacional de posgrado y doctorado para enviar con becas al extranjero a bolivianos; un financiamiento para proyectos de investigación básica aplicada y tecnología de la innovación. A esto se suma un plan para apoyar a aquellos emprendedores que quieran hacer una empresa que tenga todo el soporte legal e intelectual.

Es cientista social.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia