Columnistas

Ciudadano ‘maravilloso’

Luego de la nominación es momento de preguntarnos: ¿de qué forma puedo aportar yo a este logro?

La Razón (Edición Impresa) / La columna sindical - María Luisa Quenallata

00:00 / 14 de diciembre de 2014

Luego de habernos regodeado y llenado de orgullo con la nominación de La Paz entre las siete ciudades maravilla del mundo, llega el tiempo de analizar y cuestionarnos de manera individual: ¿de qué forma puedo aportar yo a este logro? Y es que si bien las autoridades municipales y gubernamentales tienen planes para aprovechar este nombramiento, se hace necesario que todos los paceños y no paceños que habitamos en esta tierra coadyuvemos cotidianamente a partir del cumplimiento de nuestros deberes y obligaciones para con la ciudad.

He aquí, a manera de recordatorio, 7 apuntes “maravillosos” que nos conducirán a ese fin:

1) Si la imagen es vital para el visitante que llega a La Paz, el hecho de no botar basura —del tamaño que sea— en cualquier parte (calles, plazas, parques, transporte público) ayudará a limpiar la cara de nuestra urbe.

2) Una cualidad para llevar “tatuada” en el alma sin duda es la cortesía, para que frente a cualquier circunstancia banal o compleja (marchas, bloqueos, embotellamientos, poca venta y otros) los transeúntes, ante consultas sobre dónde queda una calle, por ejemplo, y los vendedores, ante la pregunta de cuánto cuesta un producto, seamos atentos con el que nos requiere. La fórmula es simple: una sonrisa acompañada de un trato cordial rompe fronteras de indiferencia.

3) En lo estético: ante arreglos minúsculos en veredas, jardines o graderías que están fuera de nuestros domicilios, no esperemos que la municipalidad lo haga absolutamente todo, pues hay labores sencillas que requieren solo un poco de voluntad del habitante paceño.

4. Un tema pendiente para los adultos es que permanentemente prediquemos con el ejemplo a niños y jóvenes el esperar el transporte público —para subir o bajar— donde se debe: las esquinas.  

5. En estos tiempos de cambio climático, cualquier indicio de vegetación —jardineras, arbolitos o pastos— tiene un valor incalculable, y por ello resulta “criminal” el arrancar flores, pisar el césped o romper árboles ornamentales de nuestra ciudad; o, en su caso, mirar pasivamente cómo niños y jóvenes los destruyen.

6) Al ser una valiosa novedad para La Paz en este 2014, los buses PumaKatari y el teleférico merecen todo nuestro cuidado al no maltratar sus asientos, rayar sus vidrios o dejar basura en ellos.

7) Finalmente, y pese a varios temas que quedan en el tintero, es necesaria una participación más activa de los vecinos en sus zonas para impulsar sobre todo el desarrollo de las laderas.

Está claro: la proyección de La Paz al mundo no solo debe ser por su cualidad turística, geográfica y gastronómica, sino también por la limpieza, el orden, la urbanidad y la calidez de su gente.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia