Columnistas

Civilización y barbarie

Civilización y barbarie son dos palabras que han definido las relaciones humanas a lo largo de los siglos.

La Razón (Edición Impresa) / Verónica Córdova

00:00 / 03 de agosto de 2014

Civilización y barbarie son dos palabras que han perseguido a la humanidad y han definido sus relaciones a lo largo de los siglos, de un modo casi tan terrible como otras dos más sencillas pero con un significado semejante: “ellos” y “nosotros”.

En la antigua Europa, y también en la América de la Colonia y nueva colonia, la palabra bárbaro sirvió para definir a aquellos que no hablaban la lengua y no se comportaban con las mismas costumbres que “nosotros”. Bárbaros son aquellos que nos amenazan con su otredad desde afuera de nuestros muros, aquellos que no aceptan nuestras normas y se rehúsan a aceptar que nuestra cultura, nuestra religión y nuestra tecnología son superiores a la suyas.

El pensador Tzvetan Todorov actualiza la definición diciendo que un bárbaro es aquel que niega al otro la humanidad que se adjudica a sí mismo. Esto no necesariamente implica que ignore que el otro es un ser humano, sino que se actúa como si no lo fuera. En esa actitud bárbara está la semilla de todas las injusticias y racismos: el sufrimiento del otro, la vida del otro, la dignidad del otro, los niños del otro son menos valiosos e importantes que los míos. Para salvar y proteger a mi pueblo y sus intereses está justificado sacrificar al pueblo ajeno. La vida de un soldado israelí equivale a la muerte de 300 palestinos. La protección de un ciudadano norteamericano justifica la masacre de 1.000 iraquíes. Está justificado bombardear escuelas y refugios, hospitales y barrios civiles, ya que en ellos se esconden nuestros enemigos. Está justificado asesinar niños, ya que ellos al crecer se convertirán en soldados que vendrán a asediarnos. Es aceptable crear campos de concentración y aniquilar a millones de judíos, ya que ellos no aceptan nuestra superioridad y se atreven a profesar una religión distinta. Dios nos perdona y hasta premia por masacrar a los indios del nuevo mundo, porque son impíos, idólatras y no hablan nuestra lengua.

“Nosotros somos los civilizados”, se han dicho a sí mismos los poderosos a lo largo de la historia, “y si queremos que la civilización prevalezca, hay que acabar con los bárbaros” añaden. Y siguen, hasta hoy, sin darse cuenta de que los bárbaros son ellos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia