Columnistas

Comandante General ‘afroboliviano visible’

Recordemos algunos hechos en los que siempre se obvian a los afrodescendientes. 

La Razón (Edición Impresa) / Esteban Ticona Alejo

21:13 / 24 de febrero de 2017

En pasados días el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, tomó juramento al flamante general Abel De la Barra que se convirtió en el primer afrodescendiente en asumir como comandante nacional de la Policía Boliviana. En su discurso, De la Barra subrayó que ahora siente que es un “afroboliviano visible” y rindió homenaje a sus ancestros (hombres y mujeres) que “siendo desarraigados de sus tierras en África fueron trasladados a América en penosas condiciones de vida, iniciándose así cientos de años de esclavitud”. Tomo la palabra del reciente General de rendir homenaje a los ancestros y hacerlo más visible a los afrodescendientes por la enorme contribución a la emancipación de los pueblos a lo largo de nuestra historia y en el mundo.

Recordemos algunos hechos en los que siempre se obvian a los afrodescendientes bolivianos. En la colonia muchos fueron obligados a ir hasta el Cerro Rico de Potosí para trabajar en la mina; pero por las condiciones difíciles de la labor minera fueron esclavizados y obligados a trabajar en la Casa de la Moneda. Ahí la contribución desgarradora de los afrodescendientes al surgimiento del sistema capitalista internacional. Pero también está su participación en la rebelión anticolonial india de Túpac Katari y Bartolina Sisa en 1781. En la Guerra de Guerrillas antes de la independencia de Bolivia de 1825, el Diario de un comandante de la Guerra de la Independencia de José Santos Vargas testimonia muy bien esta asistencia activa junto con los indios. En la Guerra del Chaco que libró Bolivia contra Paraguay (1932-1935) también fueron combatientes varios afrobolivianos. Ni que decir su enorme contribución en recientes años a la vida nacional, como en las manifestaciones artístico musicales, o como en el futbol, recordar a los Iriondo, Angola o al Chocolatín Castillo y a muchos otros. Pero en los últimos años existe una fuerte incursión en el quehacer político y como altos funcionarios de entidades públicas, en fin, felizmente son cada vez más visibles y reconocidos en la vida nuestra.Otra apuesta del comandante De la Barra es la creación de la dirección nacional de descolonización, como una propuesta para promover una “doctrina propia” sobre la seguridad interna y yo diría, ante todo, sobre la puesta a los valores humanos de transparencia. Esa nueva dirección ya constituida seguramente trabajará también en la lucha contra del racismo, la discriminación y promocionará el trato humano igualitario. En palabras del general De la Barra: “Por eso la descolonización, ese racismo en algunos malos funcionarios debe erradicarse de la institución. Debemos entender que todos somos bolivianos, que los policías somos de una misma condición. Eliminaremos viejos resabios que quedaron en algunas estructuras mentales”. Que un presidente aymara, Evo Morales, reconozca a un afroboliviano y le nombre como Comandante General de la Policía Nacional, es contribuir a la descolonización institucional, de reconocer la contribución de los afrodescendientes y además de reafirmar la vieja solidaridad de los excluidos y discriminados, que hoy está gobernando y administrando el país. Pero también es significativo nutrirnos de pensadores anticoloniales afros del mundo como Aimé Césaire, Frantz Fanon, Malcolm X, Ángela Davis, Stuart Hall o el contemporáneo Achille Mbembe para que sigamos dialogando con sus ideas tan afines a los nuestros del Abya Yala. Nuestros mejores deseos de éxito en sus funciones al flamante comandante De la Barra. Wali kusawa ma jilata, ch’iyar jaqi jisnawa jiwasan arusana. Tata Evowa uyt’ayi jach’a p’iqi pallapallanakana, jupan sutipaxa Abel de La Barra. Wali askipana irnaqawipaxa. ¡Jallalla!

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia