Columnistas

Construir el mito

La construcción de mitos permite reunir a millones de individuos tras edificaciones humanas.

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Iturri

01:02 / 31 de marzo de 2017

Para Noah Harari, profesor de la Universidad de Jerusalén y autor de Sapiens, de animales a dioses, fue la comunicación lo que permitió a los seres humanos pasar del medio a la cabeza en la cadena alimenticia. Pero no cualquier tipo de comunicación, porque todos los animales tienen la capacidad para comunicarse. No, Harari sostiene que es la construcción de ficción lo que hizo que el Sapiens fuera el único de los homos que sobreviviera, venciendo a sus primos neardentales y a otros.

La construcción de mitos y de creencias comunes es lo que permite reunir a millones de individuos tras edificaciones humanas. El ejemplo de Harari es que si reunimos a 10.000 chimpancés en Time Scuare tendríamos un pandemónium, pero miles de personas pueden esperar la llegada del Año Nuevo en esa mítica plaza de Nueva York y tener un discurso similar: la noche del 31 de diciembre acaba un año y comienza otro.

A finales del siglo XX pareció que las grandes narrativas habían acabado. En 1989 derrumbaron el muro de Berlín, y con ello se decía adiós a un modelo de revolución. El discurso del neoliberalismo conoció, entonces, sus mejores años. Pero sobrevino la caída de la sociedad del libre comercio; demasiado egoísmo, demasiada injusticia social. Con claridad los ricos terminaron siendo más ricos y los pobres, cada vez más pobres.

Después de la derrota del llamado socialismo real, la izquierda logró remozarse. En países como Bolivia había permanecido fracturada y hasta atomizada. La llegada del Movimiento Al Socialismo (MAS) supuso una superación, y los mejores cuadros de todos los ismos que se reclamaban marxistas se unieron. La narrativa de la defensa de la ecología, de la igualdad, de la Asamblea Constituyente y de la nacionalización cobró primacía y ganó en las urnas y en las calles. Y los primeros años del gobierno de Evo se impulsaron tareas como la nueva Constitución Política del Estado, esa que ahora proclaman defender los que en su momento se opusieron a ella.

Creo que ha llegado el momento de construir una nueva narrativa, una nueva ficción basada en un tipo de sociedad deseada. Una buena parte de los votantes de 2019 serán jóvenes que por primera vez acudirán a las urnas. Si la izquierda retoma las banderas de la ecología, para citar un ejemplo, y demuestra ante el país que proyectos como El Bala en realidad defienden la naturaleza de la depredación, porque no hay nada más antiecológico que la pobreza, se avanzará hacia el futuro.

Sin embargo, para ello se necesita lo que el profesor Harari postula que hizo que los Sapiens crecieran y se impusieran: la comunicación de realidades solo posibles en la construcción de un discurso (el mito) que unifique al país. No basta decir que la derecha no tiene nada que ofrecer, la izquierda debe también ganar los corazones y la mente de la gente.

 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia