Columnistas

Convención sobre los Derechos del Niño

Hoy es un día para celebrar lo avanzado y reflexionar lo que queda pendiente y que no es poco

La Razón / Marcoluigi Corsi

01:46 / 20 de noviembre de 2013

Hoy 20 de noviembre celebramos 24 años de la promulgación de la Convención sobre los Derechos del Niño por la Asamblea General de las Naciones Unidas. En este tiempo Bolivia ha reportado grandes progresos. La mortalidad infantil se ha reducido de 105 por 1.000 nacidos vivos en 1994 a 50 en 2008; la cobertura de acceso a fuentes de agua segura subió del 69% en 1990 al 88% en 2011; el porcentaje de niños, niñas y adolescentes que asisten a la escuela alcanza al 83,45%; y la prevención de la transmisión vertical del VIH/sida está avanzando porque cada vez son más las mujeres embarazadas que acceden a las pruebas rápidas.

Sin embargo, los avances en materia de protección y participación aún son asignatura pendiente. Se dio un gran paso con la promulgación del Código Niño, Niña, Adolescente y la inclusión de toda una sección dedicada a los derechos del  niño en la Constitución Política del Estado. Sin embargo, en el 80% de los hogares bolivianos los niños, niñas y adolescentes son víctimas de violencia. La violencia hace mucho más que lastimar a un solo niño o niña, socava los cimientos de la sociedad, afecta la productividad, el bienestar y la prosperidad. Nuestra sociedad no puede continuar evitando afrontar la violencia contra su niñez.

En el transcurso de este tiempo, la Convención se ha convertido en el instrumento de derechos humanos con el mayor número de ratificaciones en la historia. Este hecho refleja el reconocimiento de los países y las comunidades del derecho que tienen los niños, niñas y adolescentes de sobrevivir y desarrollarse; a vivir libres de violencia, abuso y explotación; a que sus puntos de vista sean respetados; y a que se tomen medidas que tengan plenamente en cuenta sus intereses.

Bolivia fue uno de los primeros países en ratificar la Convención el 26 de junio de 1990 mediante la Ley 1152 , y también lo hizo con sus tres protocolos facultativos: el primero relacionado con la venta de niños y la prostitución infantil, el segundo relativo a la participación de los niños en conflictos armados y el tercero relativo al proceso de comunicación con el Comité sobre los Derechos del Niño.

La vigilancia de la aplicación de la Convención está a cargo del Comité de los Derechos del Niño, conformado por especialistas de diferentes países. Desde 1990, Bolivia ha presentado cuatro informes sobre sus avances y desafíos hacia garantizar la plena vigencia de los derechos de la infancia, niñez y adolescencia boliviana.

El reto es consolidar los progresos que se han realizado hasta ahora, uniendo a la sociedad para trabajar por la niñez que aún no disfruta de su derecho a la supervivencia, el desarrollo, la protección y la participación. La Convención sobre los Derechos del Niño es una norma universal para construir un mundo mejor. Un mundo en el cual el interés superior de los niños y niñas sea una preocupación fundamental para todos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia