Columnistas

Cordero, con patada voladora

Cordero se suma a una lista de profesionales contemporáneos de su género en política

La Razón (Edición Impresa) / Rubén D. Atahuichi López

02:55 / 30 de diciembre de 2015

De las listas que las distintas organizaciones políticas presentaron anoche ante los tribunales electorales, me llamó la atención, aunque no me sorprendió, el registro del (otrora) analista político Carlos Cordero. Consultor —por decir lo menos— de Unidad Nacional (UN), el cientista es uno de tantos otros que ingresa a la arena política.

Muy cercano en un momento (durante la Asamblea Constituyente) al clero de la Iglesia Católica, Cordero era uno de los analistas requeridos por muchos medios de información y periodistas, ante los cuales y la opinión pública siempre se mostró “independiente”. Lo último que hizo fue propiciar la “encuesta” que nunca se supo cómo dio con el nombre de Carmelo Lens como candidato a la Gobernación del Beni en 2012 y, este año, respaldar (se supone con ideas) la conformación del frustrado Frente Amplio y la posterior elección, también a través de una consulta, de Samuel Doria Medina como candidato de ese bloque a la Presidencia del Estado.

En esas condiciones, nada más al terminar la fase previa del acuerdo del Frente Amplio con Demócratas, sorteaba los análisis sobre la coyuntura política con la autoridad que los medios y periodistas suelen creer en un analista.

Ahora, metido en el ruedo político en la lista de UN como candidato a alcalde de La Paz, comenzó con patada voladora su incursión: se presentó como el “bueno” y dejó al público la tarea de identificar al “feo” y al “malo” entre sus inminentes contendores, quizás respectivamente Luis Revilla, de la agrupación Soberanía y Libertad para Bolivia (Sol.bo), y Guillermo Mendoza, del Movimiento Al Socialismo (MAS). Conocedor de las virtudes, las miserias, las mañas y las estrategias electorales a través de sus análisis, Cordero hasta se atrevió a cuestionar la gestión municipal del hace poco Alcalde de La Paz y llamarle al candidato masista “falso compadre”, en alusión al pseudónimo con el que es conocido el otrora periodista y empleado del fallecido “compadre” Carlos Palenque.

No sé de la fuerza electoral que tenga el postulante, pero creo que le será difícil calzar su lectura política con la realidad, por más bueno que se considere. Uno supone que ahí está un experto en las fluctuaciones electorales, pero sabe también que otra cosa es con guitarra. Ser personaje mediático y dueño de interminables análisis no es garantía electoral.

Cordero se suma a una lista de profesionales contemporáneos de su género en la política que poco a poco va extendiéndose. Algunos volvieron a ser “tales” en algunos medios, como Jorge Lazarte, que de analista pasó a ser vocal electoral y constituyente de UN. Como Jimena Costa, que en 2009 fue precandidata y ahora diputada electa de la casi desmantelada Unidad Demócrata (UD). También como Julio Alvarado, en octubre candidato a diputado y hace poco postulante a la Gobernación de La Paz por el inhabilitado Partido Demócrata Cristiano (PDC). Y ahí también se metió Reymi Ferreira, ahora postulante del MAS a la Alcaldía de Santa Cruz.

Analistas políticos... habían estado hechos para candidatos. Quizás no sean llamados al retorno, pero suelen hacerlo “reinventados” con la siempre ingenuidad de algunos medios y periodistas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia