Columnistas

Crisis interna y resquebrajamiento

La coalición gobernante atraviesa una crisis interna que amenaza con un inminente quiebre

La Razón / Romano Paz

00:39 / 10 de febrero de 2012

El Movimiento Al Socialismo se encuentra lejos de ser un partido político altamente ideologizado; es decir que no se trata de un partido monolítico y altamente cohesionado. Todo lo contrario, referirse al MAS es hablar de una megacoalición que en su momento era sostenida bajo la envoltura del denominado pacto de unidad, mismo que a su vez se encuentra integrado por actores y sectores sociales que en infinidad de circunstancias tienen diferencias que resultan antagónicas por definición. Es precisamente debido a estas inconsistencias dogmáticas de todo pelaje que la coalición gobernarte atraviesa una crisis interna que amenaza con un inminente resquebrajamiento. Entre los signos de fatiga tenemos el hecho de que el presidente Morales (debido a una serie de acciones pragmáticas) ha erosionado de manera sistemática su liderazgo como máximo exponente del proceso de cambio y ha deslegitimado la hegemonía del MAS como el único instrumento de los sectores más empobrecidos y socialmente excluidos.

Si desgranamos a la coalición gobernante veremos que está conformada: Uno, por diferentes grupos de poder que defienden los intereses sectoriales de una neo-oligarquía de matices criolla, autoritaria e intolerante (en ascenso en unos casos y consolidada en otros). Atípica en el sentido de que sus miembros no suelen ser de cuello blanco, como sus antecesores estigmatizados de tradicionales y neoliberales. Esto se debe a que esta oligarquía se encuentra conformada por muchos empresarios informales sobradamente globalizados y fenicios por excelencia, que se acogen al régimen simplificado. A esto se debe acotar que entre ellos debe figurar un porcentaje interesante de contrabandistas, evasores de impuestos, neorroscas minero-oligárquicas y empresarios cocaleros. Dos, por una serie de movimientos sociales que defienden reivindicaciones que en algunos casos interpelan a la humanidad en su conjunto, con demandas como la defensa de la naturaleza y el respeto a usos y costumbres de carácter milenario.

En este sentido, el MAS ha resultado ser únicamente el frágil envoltorio de una megacoalición que internamente ha entrado en contradicciones irreconciliables, como el caso del TIPNIS, ya que esta neo-oligarquía en ascenso es pro occidental y capitalista por excelencia. Por citar una de las contradicciones tenemos el hecho de que la neoderecha masista promueve la expansión de la frontera agrícola y a la par pretende convertir al campesino en un pequeño burgués, lo que significa una colonización interna,  que implica expandir la frontera agrícola depredando el medio ambiente y alterando los usos y costumbres de las comunidades indígenas, vulnerando el derecho a la identidad y la tuición que se les ha otorgado sobre su tierra y territorio.

Otra muestra de resquebrajamiento del MAS es que ni siquiera esta neo-oligarquía en ascenso se encuentra cohesionada, ya que resultan incontables los escándalos por pugilatos de poder, situación que lejos de revertirse tiende a intensificarse.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia