Columnistas

Criterios para el ajuste que viene

Con el cambio del ciclo, los países más grandes de América Latina tendrán que adoptar ajustes.

La Razón (Edición Impresa) / Horst Grebe

00:00 / 22 de noviembre de 2015

Cuando las evidencias ya no admiten dudas sobre el cambio de ciclo económico global, que deja atrás el auge de precios de las materias primas e inicia un periodo de características menos favorables, conviene plantear reflexiones al respecto.

Entre los nuevos rasgos de la economía internacional se pueden mencionar los siguientes: crecimiento general considerablemente más lento; desaceleración de China; caída de los precios de productos básicos; salida de capitales de las economías latinoamericanas y crecimiento de la producción global por encima del crecimiento del comercio internacional.

Esta caracterización contrasta con lo ocurrido en el ciclo previo de bonanza, que trajo consigo en América Latina una importante reducción de la pobreza en la mayor parte de las economías y la consiguiente ampliación de los estratos ubicados por encima de la línea de pobreza; la extensión del acceso a los servicios de educación y salud, así como el ingreso de un contingente importante de jóvenes a la educación superior, por primera vez en la historia de sus familias.

Los factores que sustentaron estos logros están relacionados con el aumento del gasto social en términos relativos y absolutos; el incremento del salario real medio; la ampliación de la burocracia pública; las remesas de los trabajadores emigrados, y las transferencias monetarias condicionadas en forma de diversos bonos.

Junto a todo eso, ha ocurrido también una formidable concentración del ingreso y la riqueza en los estratos privilegiados de la sociedad, de modo que la fórmula que mejor expresa todo eso dice que hay menos pobreza, pero más desigualdad.

La descripción no estaría completa sin la referencia a la vulnerabilidad que caracteriza a los estratos de población que han salido en estos años de la pobreza, pero que podrían volver a caer en ella, si es que se angostan las políticas asistenciales debido a la contracción de los excedentes fiscales disponibles.

Cabe también mencionar que en el periodo de bonanza quedaron importantes asignaturas pendientes, que ahora deben ser encaradas en un contexto económico y fiscal de mucha menor holgura.

En primer lugar, las distorsiones del mercado de trabajo no han sido corregidas y, por el contrario, en varios países se ha ampliado el sector informal. Más grave aún, en pocos países se han adoptado políticas orientadas a elevar sistemáticamente la productividad mediante la introducción de tecnologías apropiadas. En segundo lugar, tampoco se han adoptado las reformas fiscales encaminadas a fortalecer la redistribución de ingresos mediante impuestos directos y otros gravámenes a los estratos superiores de la sociedad. Por último, la integración económica y comercial de América Latina, no solo que no se ha profundizado, sino que la mayor parte de los mecanismos latinoamericanos están postrados en una severa crisis institucional, a lo que se suma la existencia de tendencias centrífugas, como se ejemplifica, entre otros, con la Alianza del Pacífico, por un lado, y la participación de Brasil en los BRICS, por otro. Y es evidente asimismo la falta de coordinación de los países latinoamericanos que participan en foros como el G20.

Con el cambio del ciclo económico internacional, los países más grandes de América Latina tendrán que adoptar ajustes no menores, que repercutirán sobre el resto de las economías medianas y pequeñas de la región. Es posible afirmar, en consecuencia, que retorna el debate sobre los objetivos y las políticas que expresarán los nuevos acomodos respecto del ciclo económico internacional.

Para iniciar dicho debate, propongo tres criterios ordenadores. Primero, evitar un retroceso en materia social. Segundo, proteger el empleo, y tercero, avanzar de manera pragmática en la integración regional posible.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia