Columnistas

Cronistas de Latinoamérica

Quise escribir sobre broncas que genera el ser incluido en una antología internacional

La Razón (Edición Impresa) / Homero Carvalho Oliva

03:51 / 10 de abril de 2014

Toño Angulo Daneri, cronista peruano, afirma que “todo libro es un cuerpo que se ofrenda para ser poseído” y en la Antología de la crónica latinoamericana actual, recopilada por el poeta colombiano Darío Jaramillo Agudelo, tenemos muchos libros ofrendados, porque cada una de las 53 crónicas presentadas puede constituirse en un pequeño libro de este género que, desde hace una década, goza de la preferencia de los lectores al punto de hablarse de un nuevo boom.

Jaramillo no solamente selecciona crónicas, también la opinión de ocho cronistas sobre las crónicas, denominadas también periodismo narrativo o literario. Destacan en esta obra, entre otros, autores como Leila Guerriero, Martín Caparrós, Juan Villoro, Pedro Lemebel, Laura Koupochian, Frank Báez, Julio Villanueva y nuestro compatriota Roberto Navia. Leer el nombre de Roberto Navia, ganador del Premio de Periodismo Ortega y Gasset de 2007 por un reportaje titulado Esclavos made in Bolivia, me alegró mucho, porque lo conozco desde 1999, año en el que fui director de un periódico y él era un joven periodista con ganas de investigar. Navia se merece, por su talento y su calidad humana, estar en esa lista de los mejores. Algo más: acaba de ganar el ANP 2014.

En esta antología podemos recorrer varios países, tiempos y temas que van desde la época de las dictaduras, los capos del narcotráfico, los sicarios, la prostitución infantil, las estrellas rockeras, la búsqueda de la mamá de Chávez, intercambios de pareja, vendedores ambulantes de libros, hasta crónicas sobre los escritores Carlos Monsiváis, Cesare Pavese y un tal Jorge Luis Borges que nunca existió, que nos permiten llegar hasta el fondo de asombro o del espanto.  

Leer estas crónicas y constatar la presencia de un escritor nuestro me trajo a la memoria que un día prometí escribir una sobre las broncas que genera el ser incluido en una antología internacional. No sé cómo será en otras partes, pero en Bolivia eso es fatal. Existen muchos ejemplos al respecto. Me acuerdo de la vez en que incluyeron, en una antología en España, al gran poeta Eduardo Mitre, y en vez de alegrarse un suplemento se dio a la tarea de realizar una encuesta sobre “quién realmente” debía estar incluido y, por supuesto, que la mayoría de los poetas encuestados opinó en su contra. Semanas después, Adolfo Cáceres Romero lo defendió y puso en evidencia la mezquindad de los entrevistados.

Otra polémica generó una invitación que le llegó, hace algunos años, a Ramón Rocha Monroy para ir a Cuba a un encuentro de escritores, en la que Rocha, cansado de que su nombre sea sacudido junto con el de otros colegas y recurriendo a su gran sentido del humor, propuso que las próximas invitaciones sean sometidas a periódicas consultas nacionales; consultas populares organizadas por la Corte Nacional Electoral, que las convocará para que el pueblo elija quién viaja. ¿Se imaginan a los pobres escritores haciendo campaña electoral no más para ir a un encuentro de poetas en lugares como Puno o Salsipuedes?

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia