Columnistas

Cuento maravilloso en Bolivia

Los cuentos maravillosos relatan situaciones que están más allá de nuestro entendimiento

La Razón (Edición Impresa) / Homero Carvalho Oliva

03:06 / 05 de diciembre de 2013

Este año ha sido pródigo en antologías de cuento especializadas por temas o tendencias. Tenemos la de cuentos de terror, la de cuentos fantásticos y, ahora, la de cuentos maravillosos titulada De imposibilidades posibles, un contrasentido que se hace realidad en la narrativa de un “mundo mágico donde existen una serie de seres, de hechos y de historias ‘cuasi’ imposibles”, a decir de los compiladores,  Iván Prado Sejas y Gonzalo Montero Lara. 

Las características del cuento maravilloso son las de exagerar las cosas, incluir seres sobrenaturales clásicos o inventados por el autor, así como plantear situaciones imposibles, abrir nuevos significados, tanto de conciencia como de existencia y señalar nuevas y diferentes  interpretaciones del cosmos y del universo. El experto James Riordan, en su libro Cuentos maravillosos de hoy y de siempre, afirma que “la atracción de los cuentos de hadas es indeleble. Se leen una y otra vez, se presentan en cómics y películas para los niños que están en proceso de desarrollo de su propia identidad y de sus expectativas. Padres y profesores se los leen a los niños en la edad más impresionable, cuando confían plenamente en ellos; y por lo general, estos cuentos son las primeras historias y las primeras películas con las que los niños entran en contacto. Por esto forman parte de la educación, y de aquí viene la importancia de que sean buena literatura, por sus palabras y por sus hechos”. En la actualidad, al igual que en el pasado, los cuentos maravillosos sirven para explicar fenómenos sobrenaturales o situaciones más allá del entendimiento.

Prado señala que “Bolivia es un país donde el cuento maravilloso emerge desde épocas remotas. El espíritu del hombre boliviano está impregnado de fantasía y de magia, y por esto en la mente de los escritores surgen mundos fantásticos que se expresan en los cuentos orales o escritos. Escritores como Jesús Lara, Homero Carvalho, Rigoberto Paredes y otros nos muestran la enorme riqueza fantástica y maravillosa existente dentro la literatura oral y escrita”, y agrega que “De Imposibilidades Posibles es una antología que recupera el legajo de nuestras culturas; muestra el aporte de escritores que han zambullido en su subconsciente o supraconsciente para mostrar relatos altamente significativos, o han rescatado del subconsciente colectivo formas mentales que se reflejan en relatos maravillosos. El lector disfrutará de cada relato, ingresando en un universo multidimensional”.

La antología de Prado y Montero aglutina a 34 narradores de todo el país. Entre consagrados y jóvenes podemos destacar a Claudia Adriázola, Daniel Averanga, Freddy Ayala, Adolfo Cáceres Romero, Christian Jiménez Kanahuaty, Guillermo Ruiz Plaza, Néstor Taboada Terán, Mariana Ruiz, César Verduguez y, el más joven, Antonio Chávez Rodríguez, un cuentista de 12 años que este año obtuvo un premio nacional con el texto justamente antologado. Se trata, sin duda alguna, de una extraordinaria muestra de un género narrativo que se ha desarrollado con solvencia entre los narradores nacionales.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia