Columnistas

Cuidado con las ‘noticias’

El niño al que Messi no dio la mano no está resentido y lo quiere ver campeón en el Mundial

La Razón (Edición Impresa) / Baldwin Montero

02:07 / 24 de junio de 2014

Hace unos días estalló un debate internacional sobre la sensibilidad, la integridad, el sentido común y el “don de gente” de uno de los mejores futbolistas de los últimos tiempos: Lionel Messi. El motivo: el pedazo de un video que muestra al astro argentino pasar por alto la mano extendida del niño guatemalteco Agustín Illescas antes del partido Argentina—Bosnia.

El video tuvo un efecto viral y, por sobre todo, destructivo en las redes sociales. Los internautas ambiciosos de “primicias” lo compartieron como reguero de pólvora, mientras el resto se dedicó a despotricar contra el futbolista. No creo que antes hubiera recibido tantos y tan variados insultos como en esta ocasión.

Un día después se conoció la grabación completa y reveló una realidad distinta a la que el video editado había mostrado al mundo. Al salir a la cancha Messi efectivamente pasa por alto la mano del menor para saludar primero a los árbitros y luego retrocede para acercarse a los niños, aunque ciertamente en ese momento ya no se encontraba el pequeño Agustín. Todo ocurre en segundos.

Dos días después el programa Levántate Bolivia tuvo el acierto de entrevistar al pequeño y a sus padres, y —vaya sorpresa para los defenestradores— ninguno tiene el menor resentimiento con Messi; por el contrario, quieren que la Argentina de Messi sea la campeona del Mundial. A diferencia de esos miles de internautas carroñeros que destruyeron al jugador, Agustín entendió que su ídolo no octuó con mala fe y que tal vez estuvo distraido o angustiado por la presión del partido.

Poco antes ocurrió algo parecido en el ámbito local. Alguien utilizó recursos informáticos para crear una versión falsa del sitio web de la BBC e incluyó una noticia ficticia que hizo circular en las redes sociales. La falsa  “primicia” informaba que el presidente de BAISA, Marcelo Claure, se había declarado homosexual.

Igual que en el caso del video incompleto, esta mentira provocó un revuelo en las teclas, donde de inmediato tomaron la delantera quienes dieron por cierta la versión y dividieron comentarios: unos aplaudiendo la “valentía” de Claure y los más lanzando insultos homofóbicos, por cierto penados por la legislación vigente.

De los comentarios que vi, muy pocos optaron por la prudencia y preguntaron si esa versión estaba confirmada. Lo que más preocupa, no obstante, es que en ambos casos algunos administradores de información pisaron el palito y se lanzaron con comentarios, me imagino que en el afán de no quedar al margen de semejantes “bombas informativas”. Olvidaron activar sus filtros para la avalancha de información que circula en las redes.

Los inventores de noticias falsas hicieron morir a Fidel Castro en varias oportunidades, lo mismo que hicieron con Hugo Chávez cuando la enfermedad aún no se lo había llevado. También mataron a Cristiano Ronaldo en un accidente y anunciaron el asesinato de Bill Gates; hasta crearon historias como la de Justin Bieber masturbándose en su celda o la que informaba sobre una joven que se quemó los ojos por mirar de cerca una parrillada con sus lentes de contacto.

Todo ciudadano está expuesto a diario a falsas noticias o noticias manipuladas y su efecto de engaño se multiplica si encima de ello la versión es replicada por un periodista o avalada con su comentario. Y aunque las nuevas tecnologías han acelerado la competencia, ésta no debe alejarnos del principio básico de verificación.

En todo caso no crea a ciegas en todo lo que circula por internet, aunque la noticia aparezca desplegada en el formato de una plataforma de un medio de comunicación serio o esté acompañada por el comentario de un periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia