Columnistas

La Declaración de Ilo

Perú ha expresado siempre su voluntad de no ser obstáculo en la demanda de Bolivia ante Chile

La Razón (Edición Impresa) / Walker San Miguel Rodríguez

02:43 / 04 de abril de 2014

El 19 de octubre de 2010 tuvo lugar en la ciudad de Ilo, República del Perú, un acto especial al que asistieron los entonces jefes de Estado de Perú y Bolivia, Alan García y Evo Morales, respectivamente. Se firmó en dicha cita el Protocolo Complementario y Ampliatorio a los Convenios de Ilo por medio del cual Perú “concede al Estado Plurinacional de Bolivia, por 99 años, una zona franca industrial y económica especial”, y en la que se habilitará una terminal portuaria.

El protocolo en cuestión no ha sido aún ratificado por el Congreso unicameral del Perú, pese a que existe un informe favorable de la comisión legislativa encargada de analizar este tipo de convenios. Sin embargo, no voy a referirme propiamente al protocolo, sino a la declaración que suscribieron ambos mandatarios ese mismo día, que contiene una serie de frases que por su relevancia me permito transcribirlas.

En efecto, en el documento, ambos mandatarios señalan lo siguiente: “Convencidos de que el enclaustramiento marítimo boliviano constituye una situación que afecta las potencialidades de su desarrollo económico y social, y que una visión solidaria de la integración entre ambos países contribuye a la mejora de la cualidad marítima de Bolivia, de manera independiente a la solución histórica que sobre la materia los gobiernos de Bolivia y Chile puedan adoptar”. Es una frase que denota una clara y explícita comprensión por parte del Perú a la situación boliviana, nación privada de acceso al océano Pacífico.

Pero, además, se expresa que “el Perú siempre tendrá una actitud constructiva y no será un obstáculo en el caso que, en el marco de las conversaciones bilaterales boliviano-chilenas, se llegue a un acuerdo sobre el acceso al mar de Bolivia, en conformidad a las disposiciones del Tratado de 1929 y su Protocolo Complementario”, frase que atiende a una realidad muy concreta, las conversaciones entre Chile y Bolivia dentro de la Agenda de 13 puntos en la que el tema marítimo se encontraba inscrito. La postura peruana respecto a no constituirse un obstáculo en una eventual negociación boliviano-chilena ya se había expresado en varias oportunidades.

La virtud de la Declaración de Ilo es que se hace expresa mención a las disposiciones del Tratado de Lima firmado en 1929 y a su Protocolo Complementario que incluye la conocida cláusula respecto a que “los gobiernos de Chile y del Perú no podrán, sin previo acuerdo entre ellos, ceder a una tercera potencia la totalidad o parte de los territorios que, en conformidad al Tratado quedan bajo sus respectivas soberanías”. En Ilo, el Perú ha sido explícito al señalar que si Bolivia y Chile llegan a un acuerdo sobre el acceso al mar para Bolivia, la República del Perú no obstaculizará dicho acuerdo.

La Declaración de Ilo no es el único documento que refleja la posición peruana. Ya el año 2007 (1 de agosto) también los presidentes Morales y García suscribieron en Lima una Declaración Conjunta en ocasión de la visita del presidente de Bolivia a su homólogo. El punto 19 de ese documento señala que “el presidente Alan García reafirmó que el Perú no será un obstáculo en el caso que, en el marco de las conversaciones bilaterales boliviano-chilenas, se llegue a un acuerdo sobre el acceso al mar de Bolivia, con arreglo al Derecho Internacional y al Protocolo Complementario al Tratado de Lima del 3 de junio de 1929”.

A dichos documentos se puede agregar la explícita declaración del presidente Ollanta Humala el 4 de febrero de 2013, cuando calificó la demanda boliviana de acceso al mar como justa y legítima, lo que permite afirmar que la posición peruana de no convertirse en obstáculo para la solución de la demanda boliviana, en caso que aquélla ocurriera por el norte de Arica, es una postura de Estado que se ha mantenido invariable desde la década de los 70, cuando el Perú fue consultado por Chile para una solución a la mediterraneidad de Bolivia (proceso de negociación de Charaña) y expresó formalmente y por escrito su total acuerdo en que Bolivia tuviera un corredor geográfico paralelo a la Línea de la Concordia y por supuesto accediera a soberanía marítima exclusiva a continuación del corredor.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia