Columnistas

Desafíos de la metropolización

Quince años después volvemos a la pregunta: ¿cuántas Bolivias conviven en nuestro territorio?

La Razón (Edición Impresa) / Lourdes Montero

03:00 / 28 de marzo de 2016

Tengo edad suficiente para recordar, allá por el año 2000, cuando Felipe Quispe (el Mallku) irrumpía en los medios de comunicación para hablarnos de la Bolivia clandestina; tiempo en el que la crisis se expresaba con una interpelación étnico-cultural. La “otra Bolivia”, en tiempos neoliberales, nos confrontó con una nación indígena que queríamos esconder. Poco después, en el Censo de 2001, todos sentimos renacer nuestra sangre originaria y declaramos mayoritariamente nuestra adscripción indígena. Así, Bolivia ingresaba en el nuevo siglo teñida de campesinos, pueblos indígenas y territorios de origen.

Y cuando creímos que nuestros problemas identitarios estaban resueltos, el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) titulado El nuevo rostro de Bolivia. Transformación social y metropolización nos confronta con el acelerado cambio provocado por el crecimiento económico, desarrollo urbano y bono demográfico. Así, el Informe afirma que dos de cada tres bolivianos viven en las ciudades y casi la mitad del país se concentra en tres regiones metropolitanas. Gracias a un crecimiento inclusivo, 5 millones de personas pertenecen al estrato medio de ingresos. Quince años después volvemos a la pregunta: ¿cuántas Bolivias conviven en nuestro territorio? ¿Dos, tres, muchas Bolivias?Tal vez lo que revela el informe es que la Bolivia indígena hoy es urbana, próspera y joven. Las áreas metropolitanas del eje no solo concentran la mayor población en edad de trabajar, sino producen cerca de la mitad de la riqueza nacional. Comprendemos que, sin haber superado del todo los resabios coloniales, nos enfrentamos a nuevos desafíos que sacuden las posibilidades de futuro.

La propuesta del PNUD: pensar la calidad de vida de manera multidimensional. Tal vez el significado del vivir bien es más universal y práctico de lo que suponemos. En las ciudades, la satisfacción ciudadana parece provenir de la calidad del empleo y las oportunidades económicas; el acceso a una buena vivienda, educación y salud, además de los servicios básicos esenciales. En estos espacios, la política cultural de la diferencia convive amistosamente con la política social de la igualdad.

Así, esa Bolivia india no desaparece con la ruralidad y la pobreza, sino asume un proceso de resignificación. El informe nos provoca al hablarnos de una revolución silenciosa ocurriendo en las ciudades. Entendemos los procesos revolucionarios como el cambio del eje del poder (¿campesino a ciudadano?), pero sobre todo del surgimiento de nuevas miradas de la vida y de formas de movilización social. Gran desafío para la construcción de la legitimidad política. Los cambios ocurren tan aceleradamente que no logramos comprenderlos, por ello, cualquier día nos sorprenden las nuevas formas de circulación ideológica en clave de redes sociales.

Por todo ello, leer el último informe del PNUD es imperativo para comprender la realidad actual. Descubrimos la persistencia de viejas desigualdades (los ingresos femeninos solo representan el 44% de los masculinos); constatamos la continuidad de brechas históricas (la distancia inalcanzable de oportunidades entre un hombre blanco de Santa Cruz y una mujer indígena de Laja); nos sorprendemos con la existencia de 180.000 jóvenes “ninis” (ni estudian ni trabajan); y confirmamos, con desaliento, que solamente el 9% de las personas confían en la Policía.

Es indudable que en la raíz de todo cambio está presente la tensión entre pasado y presente. Somos urbanos y “metropolitanos”, pero al mismo tiempo, profundamente aldeanos. Miramos el futuro inevitablemente anclados a viejas deudas del pasado. Sin buena educación, una salud aceptable y un empleo digno, todavía somos pobres, no importa cuánto dinero intercambiemos o cuánto brillen las ciudades que habitamos.AC

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia