Columnistas

Desempeño económico y pobreza

La Razón / Gabriel Loza Tellería

02:39 / 15 de diciembre de 2012

Este año, Bolivia vuelve a cerrar con un buen desempeño económico con tasas cercanas al 5%, tanto en crecimiento del PIB como en el caso de la inflación. Lo importante es la continuidad del crecimiento, puesto que desde 2006 en promedio estamos creciendo a esa tasa y además se espera que continúe en 2013, cuando en América Latina el crecimiento económico fue de 3,1% en 2012 y se espera un 3,8% en 2013.

Continuó la conjunción de buena suerte, buenas políticas y cambio político. Los precios de nuestros productos de exportación siguieron creciendo en promedio el 9% y también a nivel del sector minero e hidrocarburos. Los precios del complejo soya (soya en grano, harina y aceite) se elevaron en más del 40% y solamente cayeron los precios del café, azúcar y algodón.

Las buena suerte, junto con la prudente política monetaria y la política fiscal, contribuyeron a registrar superávits, el externo mucho más alto del esperado de 6% del PIB y el saldo fiscal no será el déficit presupuestado del 4,5%, sino probablemente un superávit. Para 2013 se espera la continuación del buen rumbo pese a los nubarrones de la crisis internacional.

En cuanto a la pobreza, si bien es cierto que Bolivia ha hecho uno de lo esfuerzos importantes para bajar en más de 12 puntos porcentuales la extrema pobreza y ya haber alcanzado anticipadamente la meta de los Objetivos del Milenio del 24%, todavía falta mucho si comparamos con  América Latina que tiene en promedio el 11,4%.

Más aún si se quiere llegar al objetivo de 2025 de erradicar la extrema pobreza, los esfuerzos tienen que ser enormes. Es decir, además del gasto corriente en salud y educación y servicios básicos, el gasto de capital tiene que aumentar, puesto que los bonos sociales contribuyen, pero no sustituyen las políticas sociales. Así, llama la atención del Presupuesto para 2013 que la inversión en el sector social, que en 2012 era de $us 893,6 millones, disminuya en 2013 a $us 871 millones de dólares. Como consecuencia de ello, se observa que la inversión social disminuirá de una participación del 25,8% en 2012 al 22,9% del total de la inversión publica. En cambio, la inversión en el sector productivo aumentó de $us 1.000 millones a $us 1.200 millones de dólares con una participación del 32% del total.

Y el tema es que la pobreza si tiene un rostro más triste es en el sector salud, en los hospitales públicos y en sus salas de emergencia. Así, el Hospital Obrero, la infraestructura hospitalaria más importante en La Paz, fue inaugurado por Víctor Paz, pero en realidad había sido construido gracias a los recursos de la Caja del Seguro y Ahorro Obrero. Hoy sesenta años después tenemos un déficit en infraestructura, en equipos, medicamentos y en camas. El problema no son 6 u 8 horas laborales, sino una gestión pública eficiente y humana, un buen uso de los recursos algunos sin utilizar como tiene la Caja Nacional de Salud.

Sin embargo, hay que invertir más en salud no sólo en proporción al PIB, sino al número de habitantes, ya que el 52 La Paz no tenía los habitantes de hoy y esa infraestructura que se eleva en Miraflores sigue igual, con mucho esfuerzo por parte de doctores y enfermeras que con mayores recursos atenderían a más personas necesitadas y así mostrar que hay un cambio también en el área de la salud.

Y un consejo al presidente Evo: vaya de visita a emergencias del Hospital de Clínicas y del Hospital Obrero.  

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia