Columnistas

Desempeño de la recaudación tributaria

La variación positiva de los ingresos fiscales se basa en tres elementos claves de política tributaria

La Razón (Edición Impresa) / Martín Vallejos Tarqui *

00:41 / 04 de mayo de 2017

En 2016 los ingresos tributarios disminuyeron en 12,6% respecto a 2015, la menor recaudación está relacionada con los menores ingresos por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). Sin embargo, si se excluye el IDH (relacionado directamente con el precio del petróleo), los ingresos fiscales muestran variación positiva de 4,9%, lo que significa Bs 1.797 millones más para las arcas del Estado. Esta variación positiva se fundamenta en tres elementos claves de política tributaria: primero, capturar los excedentes económicos a favor del Estado; segundo, la ampliación de la base imponible (la cantidad de contribuyentes que deben cumplir con sus obligaciones tributarias); y el tercer elemento se vincula con el control de evasión fiscal.

Durante la gestión 2016, el número de contribuyentes del padrón de Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) se incrementó en 8,2%, es decir en 28.985 respecto a 2015. Asimismo, la autoridad fiscal, a través de espacios de exposición e información, contribuyó con la concientización tributaria, logrando alcanzar una mayor eficiencia en este rubro. Según la estructura de la recaudación en 2016, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) representó el 37,1%, el Impuesto sobre las Utilidades de las Empresas (IUE), el 18,8%; el IDH, 11,5%; y el Impuesto a las Transacciones (IT), 8,2%.

Sin embargo, llamó mi atención el artículo de Roger Benegas Rivero publicado el 12 de abril, en el cual establece que la recaudación tributaria es altamente dependiente del sector hidrocarburos, mismo que, según el autor, disminuyó en 60%. Al respecto, es preciso aclarar que: i) la recaudación por IDH disminuyó en 44% en 2016 (una de las caídas más fuertes desde su implementación); y ii) durante el periodo 2006–2013 este impuesto llegó a representar en promedio 23,8% sobre el total de la recaudación, y nunca llegó al 45%, como equivocadamente señala el señor Benegas en su nota.

Otro aspecto que menciona el referido artículo es el peligro de contracción de créditos del sistema financiero boliviano debido al incremento del Alícuota Adicional del Impuesto sobre las Utilidades (AA-IUE). Al respecto cabe resaltar que según datos de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi), en 2016 la cartera del sistema financiero boliviano tuvo un crecimiento destacable de 14,7% con relación a 2015. De manera desagregada, la cartera del sector productivo tuvo una participación del 38,2% y la de vivienda social, 8,5%. Además, el sistema financiero registró un 15,3% de rendimiento sobre el patrimonio (ROE) y un 1% de rendimiento sobre activos (ROA), indicadores que continúan reflejando la fortaleza del sector financiero.

Si bien la recaudación por IDH registró influencias negativas en los ingresos del sector público, difícilmente puede generar desequilibrios en la recaudación tributaria, puesto que la recaudación sin hidrocarburos es el verdadero reflejo del buen desempeño de la economía boliviana. Por otro lado, la cartera de créditos se mantuvo en una dinámica destacable, con solvencia patrimonial adecuada, lo que permite inferir que no existe el riesgo de sufrir ningún tipo de contracción de oferta.

* es economista, funcionario del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia