Columnistas

Desintoxicar el arte

La música y la danza están relacionadas con la celebración, pero arrinconadas por el alcohol

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Vargas

00:00 / 23 de marzo de 2014

El primer paso está dado. El rockero Rodrigo Grillo Villegas concluye hoy una exitosa temporada en el teatro Modesta Sanjinés con su banda, con lleno total, como parte de su propósito para 2014: La música es limpia. El año pasado, el artista expresó que estaba  cansado de tocar en bares, para un público segmentado y que no está en condiciones de disfrutar el show tras destapar una botella de vodka a la una de la mañana.

La música y la danza son manifestaciones que sin duda están relacionadas con la celebración —de la vida, de la fe, de la patria—, pero llevan también buen tiempo arrinconadas por el uso y abuso del alcohol.

No se concibe el baile —ya sea folklórico en las entradas callejeras o tropical y electrónico en las discotecas— sin una cuota mínima de bebidas espirituosas, que sostienen económicamente el local. Si pides una bebida no alcohólica en un boliche, no faltará el mesero que te mirará feo —con un aire de “éste es un tacaño”— y alguno de tus acompañantes quizá suelte un “pobrecito, está enfermo”; y es que, por cultura general, sólo los enfermos no beben.

Algo así se comentó en el muro del evento de Llegas en Facebook, donde incluso se soltó que su música era mejor cuando estaba “intoxicado”. “Mientras no se vuelva cristiano...”, agregó otro comedido.

No quiero pecar de mojigato: adoro tomarme un negroni mientras escucho una buena banda. Y como músico también me encanta tocar en boliches. Pero no debería ser ésta la única forma de acercarse al arte. Algo que realmente aprecio es que el público escuche lo que propongo, no ser solo la música de fondo para una farra a las dos de la mañana. 

Por suerte, esto está cambiando. Llegas comenzó con la desintoxicación de la música. Una serie de conciertos, de distinta índole, permitirán a jóvenes y niños que no pueden estar en un bar a medianoche, acceder a su trabajo, en condiciones de sonido y espacio idóneas.

El grupo de electropop Aeroplan, por su parte, conmina a sus colegas a impulsar la apertura de nuevos espacios ‘limpios’.

El Ministerio de Culturas abrió desde el 2013 sus puertas para brindar conciertos todos los jueves a viernes en el Palacio Chico, invitando a grupos de todos los géneros, para recitales a las 19.00. También organizó eventos musicales como el del Dakar y el presidente Evo Morales prometió infraestructura cultural. 

La Alcaldía de La Paz maneja los principales escenarios formales, pero también ofrece música los domingos en la Feria de El Prado, así como eventos en espacios abiertos. La vivencia para el músico, desde ver de día a quienes le escuchan, es insuperable.

Es periodista y artista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia