Columnistas

Despropósitos electoreros

Concluir a partir de ello que una frase se vuelve viral en internet supone un primer despropósito

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Ernesto Ichuta Nina

01:36 / 26 de junio de 2014

Nuestra realidad, que lamentablemente difiere de otras realidades por permanecer en condiciones de atraso, permite que acontecimientos que destacan en otras latitudes por su innegable naturalidad busquen ser copiadas o replicadas en el país con cierto despropósito. Es el caso de las repercusiones que generó una frase que Samuel Doria Medina emitió en un bio-spot en el que al recordar un accidente aéreo que había sufrido expresaba: “Cuando el avión caía dije: ‘¡Carajo, no me puedo morir!’”. A partir de la edición y difusión en las redes sociales de esta frase, según algunos expertos, el video llegó a hacerse viral y a convertirse en un trending topic.

Además de que los spots biográficos ya forman parte de la estrategia de campaña de los ahora candidatos a la presidencia, como una respuesta a la forma en la cual Evo Morales ha venido explotando políticamente su historia de vida, incuestionablemente, en otras latitudes, las redes sociales han alcanzado un nivel de importancia fundamental, tanto que la emergencia de los nuevos movimientos sociales en el mundo es atribuida a esos dispositivos que de ser tecnológicos han pasado a constituirse en “dispositivos de poder”. En razón de esa experiencia, que incluye la forma en la cual en algunos países las redes sociales han contribuido a generar un ámbito paralelo de la competencia electoral, varios opinantes y políticos interesados se han atrevido a presagiar la determinación de la frase de Doria Medina en la decisión de los votantes, a través de una serie de argumentos que simplemente navegan en las aguas de los aprendices de brujos.

Y es que esas elucubraciones contrastan con los diagnósticos emitidos por los diferentes organismos internacionales acerca del acceso a internet en los países latinoamericanos y entre los que hace muy poco, en ocasión del Día Mundial de Internet, Bolivia aparecía como el país con el peor servicio y el más caro a nivel regional. Precisamente, según el Observatorio Regional de Banda Ancha de la CEPAL, la población boliviana que cuenta con acceso a internet en el hogar representa apenas el 3,6%; y la tarifa de banda ancha fija de 1 Mbps, 31% con relación al PIB per cápita. Ese rezago se agrava, además, en las dimensiones urbano-rural, socioeconómica, de género y, por supuesto, de edad.

Concluir a partir de ello que un video se hace viral o que una frase se convierte en trending topic supone un primer despropósito. Ello porque, según los expertos, para que un video se convierta en viral debe registrar cierto número de visitas no necesariamente con relación a la cantidad de la población local con acceso a internet, ya que aquellos videos realmente virales lo fueron por su capacidad de superar los 80 y 100 millones de visitas en el mundo. En el caso mencionado, los internautas crearon en YouTube el canal “Carajo, no me puedo morir, la sensación en las redes bolivianas”, que alcanzó 13.881 visitas, y una página con el mismo nombre que tiene 23.800 seguidores. Ambas cifras no superan ni el 0,5% del padrón electoral (aproximadamente 5,9 millones de electores). En el caso del hashtag en Twitter #CarajoNoMePuedoMorir, éste lleva 82.000 menciones, que representan solamente el 1,4% del padrón electoral.

De lo anterior deriva el segundo despropósito, ya que atribuirle a una frase la determinación del voto debido al poder que políticamente vendrían adquiriendo las redes sociales refiere un interés simplemente electorero, dado el acceso privilegiado a internet de un número reducido de usuarios. De hecho, en la socialización de las repercusiones del video mencionado, los medios de comunicación convencionales todavía jugaron un papel fundamental frente a aquello que lastimosamente, a pesar de su novedad, sigue representando un enorme rezago.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia