Columnistas

Deudas de 2015

Las promesas incumplidas se vuelven deudas y las deudas persiguen

La Razón (Edición Impresa) / Lucía Sauma

02:24 / 07 de enero de 2016

Enero es tiempo de promesas propias y ajenas. Un año entero para estrenar, para enmendar los errores, para recuperar el tiempo perdido y también para recordar los compromisos que hicimos al inicio del viejo año y que en muchos casos fueron enterrados con la arena imaginaria de la rutina diaria.

Cada uno se propone pequeñas y grandes cosas. Desde leer un determinado número de libros, pasando por terminar el trámite que desde hace años viene arrastrando por diversas razones, hacerse un chequeo médico por ese dolorcito que se anuncia de vez en cuando, ir sin falta y voluntariamente a la sesión de tortura del dentista, visitar a la anciana tía que se alegrará mucho si cumplimos la eterna promesa navideña de tomar el té en su casa la próxima semana. A la hora del recuento advertimos que varias de estas promesas ya son añejas, que muchas están por cumplir 10 años.

Ante el paso del tiempo viene la justificación de que no tenía dinero para continuar con el trámite, es que no hay suficiente tiempo para leer, es que la tía vive muy lejos… es que… es que… La vida es muy corta para tanta promesa inconclusa. Como para curarse del espanto uno recurre a las promesas que nos hicieron y se encuentra con las que realizó el presidente Evo Morales en enero de 2015, al asumir su tercer mandato: que Bolivia vuelva al océano Pacífico con soberanía, reducir la extrema pobreza, revolucionar la Justicia, mejorar los servicios básicos y los de acceso a la salud. Cinco promesas. Un gran avance en lo que se refiere al tema del mar, con el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

En cuanto a reducir la extrema pobreza, algo significará que en marzo de 2015 el Banco Mundial concedió un crédito de $us 200 millones para atender desastres naturales en virtud de la disminución de la pobreza, 5% anual en los últimos 10 años. La tercera promesa, revolucionar la Justicia, nos deja sin argumento, ésta debe ser una de las mayores frustraciones de los bolivianos, por todos los niveles de corrupción y retardación en los trámites judiciales.

La mejora de servicios básicos, según el INE, se evidencia en que ahora el 85,4% de la población que reside en viviendas particulares cuenta con energía eléctrica; el 80,8% accede al agua potable y el 52,7% tiene saneamiento básico, este último dato es en el que menos se ha avanzado. El acceso a los servicios de salud debe reforzarse con infraestructura de calidad para que no se derrumben los quirófanos, y para que los pacientes sean atendidos por médicos especialistas.

Las promesas incumplidas se vuelven deudas y las deudas persiguen, sobre todo cuando los acreedores son tantos y están tan urgidos de salud, de justicia, de luz, de agua, de vida digna.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia