Columnistas

Diabetes y mujeres

El consumo creciente de comida chatarra y el sedentarismo han potenciado la diabetes en el mundo.

La Razón (Edición Impresa)

00:07 / 15 de noviembre de 2017

Este año en el Día Mundial Contra la Diabetes, que se celebró ayer, la Organización Mundial de la Salud (OMS) eligió centrar su atención en el problema que esta enfermedad supone para las mujeres y las niñas y cómo actuar para disminuir ese impacto, máxime tomando en cuenta que las mujeres son agentes particularmente importantes para la adopción de estilos de vida saludables en el mundo.  

Además, juegan un rol esencial a la hora de prevenir la diabetes gestacional, uno de los tres tipos que se transmite durante el embarazo. Las otras dos clases son el tipo 1 y el tipo 2. El primero deviene principalmente por factores genéticos; mientras que el segundo, el más extendido, como consecuencia de la adopción de malos hábitos alimenticios y el sedentarismo; aspectos en los que las mujeres también tienen una gran trascendencia, por la influencia que pueden ejercen en los hábitos alimenticios y de entretenimiento de sus familiares cercanos.

Respecto a las cifras, según estimaciones de la OMS, en 2015 al menos 415 millones de personas entre los 20 y 79 años padecían esta enfermedad, tres veces más que en 1980, y se espera que aumente a 640 millones para 2040 (una de cada 10 personas en el mundo). En cuanto al país, como es de suponer Bolivia no está al margen de esta preocupante tendencia: de 2015 a 2017, el Programa Nacional de Enfermedades no Transmisibles registró 211.641 casos de diabetes y se prevé que esta cifra se duplique en 2020.

Para agravar aún más esta situación, tanto a nivel mundial como a nivel nacional se estima que solamente uno de cada dos adultos con diabetes ha sido diagnosticado. Una situación de ignorancia en extremo peligrosa, ya que solo un tratamiento oportuno puede mitigar las consecuencias de esta riesgosa enfermedad: daños neurológicos, pérdida de visión, amputación de piernas, ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal, entre otras complicaciones que tan solo en 2015 provocaron la muerte de 5 millones de personas, más que todas las que murieron en conjunto por causa del sida, la tuberculosis y la malaria.

Por otra parte, no sobra recordar que, por sus características, la diabetes implica una sangría constante para la economía de las familias y de los sistemas de salud, amén de afectar la calidad de vida de quienes la padecen.

Estas razones explican por qué las organizaciones internacionales han decidido instaurar la celebración del Día Mundial contra la Diabetes, a fin de concientizar a la población mundial y a los gobiernos en particular respecto a la necesidad de actuar frente a esta dolencia y en particular contra los factores que la hacen posible: el consumo creciente de comida chatarra en el mundo junto a la falta de ejercicios y el sedentarismo, propios de una época cada vez más dependiente de la tecnología y “adicta” a la comodidad. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia