Columnistas

Difícil, ojalá que útil

Las contradicciones, por lo general, quitan credibilidad a cualquier anuncio, por correcto que sea

La Razón / Juan León

02:22 / 23 de diciembre de 2011

Éste es el último Tuétano de un año de mayores frustraciones que satisfacciones, en el que las críticas superaron a los elogios,  porque hubo más errores que aciertos; propios y ajenos, ya que se peca también por omisión. En efecto, el “yo no fui” no quita responsabilidades. Aunque pretendió curarse en salud cuando se lavó las manos, Pilatos no es menos responsable de lo ocurrido; es tal vez más culpable que el que vendió su conciencia por 30 monedas.

El balance general coincide en que las muestras mayores de lo negativo son el torpe intento de eliminar la subvención a los hidrocarburos, y la tozudez en imponer un camino por el TIPNIS. Habida cuenta de que se habló y escribió mucho sobre esos temas, su análisis parece inútil. Pero por lo que se dice y se hace ahora que los resultados prueban su pésimo manejo político y social, es posible pronosticar que se persistirá en transitar el mismo camino. Y eso afecta a todos.

El Presidente afirmó el miércoles que “el gran sentimiento del pueblo” es “que se reduzca la subvención del diésel y la gasolina”. Dijo también que el 52% de la población se pronunció así, según encuestas de los medios de comunicación,  aunque aseguró que en 2012 mantendrá la subvención. Aunque siempre criticó a la prensa de faltar a la verdad y de ser su principal oposición, resulta que ahora es cierto sus estudios que señalan que el “gran sentimiento” del pueblo  es reducir la subvención, ¿en qué queda eso de “gobernar obedeciendo al pueblo”? Las contradicciones, por lo general, quitan credibilidad a cualquier anuncio, por correcto que sea. Y eso no es cuestión de susceptibilidad o de mala voluntad, es cuestión de coherencia.

Lo mismo con el camino por el TIPNIS. El rechazo indígena, equivocado o no, tiene respaldo legal y base en principios de defensa de la Madre Tierra. Insistir en un camino que podría ampliar la frontera de los cultivos de coca tiene en contra la producción excedentaria y su destino final en el narcotráfico.

Al margen de ese aspecto fundamental, alentar ese proyecto después de firmar una ley que lo prohíbe genera también una pérdida de credibilidad imposible de evitar. Peor aún si se justifica esa firma alegando que fue rubricada con engaño. Es admitir que no se sabía lo que firmaba. ¿Cuántas otras cosas se habrán firmado en esas circunstancias?

Por encima de la caída de imagen que muestran las encuestas, los resultados de las elecciones de jueces y alcaldes en Sucre y Quillacollo son consecuencia, entre otros factores, de errores que persisten. Como el desconocer la legalidad y legitimidad de los prefectos elegidos por voto popular.

Al cerrar jornada, el deseo es que se enmienden errores, se aprenda la lección y entre las cosas viejas se quemen la soberbia y la tozudez. Por bien del país.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia