Columnistas

Ecosistemas

Hasta hoy, ninguna ley reconoce explícitamente los servicios y beneficios que proveen los ecosistemas

La Razón / Daniel Larrea­

00:02 / 23 de abril de 2013

La definición más reconocida y utilizada sobre servicios ecosistémicos fue propuesta en 2005 por la Evaluación de Ecosistemas del Milenio (iniciativa convocada por el entonces secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan), la cual los identifica como aquellos beneficios que pueden obtenerse de los ecosistemas y que afectan directamente al bienestar de las personas. El término servicio ambiental —que a menudo se utiliza como sinónimo de servicio ecosistémico— es distinto, ya que está relacionado con la toma de decisiones en un contexto ambiental y está sustentado en fundamentos económicos más que ecológicos.

La evolución conceptual del término permite hoy diferenciar los servicios ecosistémicos de sus beneficios. Los beneficios se materializan en el momento en que el bienestar humano es directamente afectado, y son el resultado de la combinación de uno o varios servicios ecosistémicos con diferentes factores de producción. Por ejemplo, el agua potable, la electricidad y el agua para el riego son beneficios derivados de los ciclos de regulación hídrica (el servicio), junto con otros insumos y factores de producción, tales como la infraestructura, mano de obra e información, que actúan como procesos intermedios.

A una escala regional (por ejemplo la Amazonía), identificar los servicios ecosistémicos puede variar en función del punto de vista de las personas consultadas e incluso la disponibilidad de datos. Probablemente a esa escala el agua, el suelo, el clima y la biodiversidad sean percibidos como los principales servicios y “beneficios”. Prácticamente no existen estudios sobre los beneficios derivados de los servicios ecosistémicos a una escala local (por ejemplo comunidades, municipios, territorios indígenas o áreas protegidas), los que seguramente ayudarían a comprender integralmente este tema y proponer acciones específicas para su conservación.

Ni la Constitución Política del Estado ni la Ley Marco de la Madre Tierra reconocen explícitamente los servicios y beneficios que proveen los ecosistemas. Ayer, 22 de abril, se celebró el Día Internacional de la Madre Tierra. Aprovechemos esta fecha para reflexionar sobre los beneficios que recibimos de ella; los cuales, dicho sea de paso, dependen de mantener nuestra biodiversidad. Este marco conceptual: biodiversidad-servicios ecosistémicos-beneficios crea una enorme oportunidad para generar propuestas integrales de conservación y, por qué no, de desarrollo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia