Columnistas

Eduardo Frei y el mar para Bolivia

El reto de nuestra diplomacia es lograr que voces como las de Frei resuenen con más fuerza

La Razón (Edición Impresa) / Walker San Miguel Rodríguez

02:00 / 01 de noviembre de 2014

Eduardo Frei Ruiz Tagle, expresidente de Chile entre 1994 y 2000, expresó en más de una ocasión sus opiniones respecto a otorgarle una salida soberana al mar a nuestro país. Sin embargo, en el reciente video que la Cancillería chilena ha difundido y aún difunde con el título Chile y La Aspiración Marítima Boliviana, Mito y Realidad el exmandatario es muy lacónico y no expresa su planteamiento como en cambio sí lo hizo en otras ocasiones.

Después de ejercer la presidencia, Frei ha continuado muy activo en la vida política de su país. Ejerció como senador, presidente del Senado y en 2010 fue de nuevo candidato presidencial de la Concertación, conglomerado de partidos que condujo la transición política en Chile después de la dictadura. En las elecciones de 2010 fue derrotado por Sebastián Piñera, quien encabezó una sola candidatura de los dos partidos de tendencia liberal-conservadora con marcada presencia en el escenario político chileno.

En su condición de presidente del Senado, Eduardo Frei llegó a Sucre representando al gobierno de Bachelet, y asistió a los actos de instalación de la Asamblea Constituyente (6 de agosto de 2006). Por entonces me desempeñaba como ministro de Defensa y por casualidades del destino (y del protocolo) me tocó  acompañar al exmandatario chileno en los actos oficiales y conversar largamente con él. Encontré a una persona muy culta, de gran amabilidad y con gran interés en el quehacer político y social de nuestro país.

En Chile, el expresidente es un respetado hombre público. Se valora mucho su trayectoria política, la fidelidad a su partido (la Democracia Cristiana) y a sus postulados. Aunque recibió críticas por su falta de empatía con el electorado (especialmente cuando perdió la elección frente a Piñera), resaltan sus rasgos de servidor público honesto, sosegado y reflexivo. Su palabra es escuchada y tomada en cuenta por buena parte de la opinión pública chilena. Por eso me llamó profundamente la atención cuando observé a Eduardo Frei en el video.

En su alocución menciona que “hay toda una infraestructura que Chile ha puesto a disposición de Bolivia, que tiene un costo importante para Chile, pero que Chile siempre ha estado dispuesto a financiarlo” (refiriéndose a los servicios que presta el puerto de Arica). Luego dice: “supongamos que no respetáramos los tratados que se firmaron en Europa después de la Primera y Segunda Guerra Mundial. ¿Cómo serían las fronteras entre los países? ¿Tendríamos que volver a lo que eran los límites a comienzos del siglo XX?”, se pregunta reforzando así la línea argumental oficial en sentido que Bolivia estaría desconociendo, con su demanda ante la CIJ, el Tratado de 1904 y poniendo en riesgo el sistema jurídico internacional.

En su última intervención en el citado video, Frei se lamenta que Chile no haya  construido una verdadera integración con Bolivia. Empero, el expresidente declaró en septiembre de 2010 en una entrevista a El Mercurio (a propósito de celebrarse el Bicentenario de Chile) que resolver el acceso al mar para Bolivia es una prioridad para su país.  Y el 13 de octubre de 2011, siendo senador de la República, se animó a expresar sin ambages su planteamiento respecto a otorgar al país una salida soberana al mar. Ese día tuvo lugar en el Instituto de Estudios Internacionales de la prestigiosa Universidad de Chile un foro a propósito de la publicación del libro de Sergio Bitar titulado Un futuro común. Chile, Bolivia y Perú, y al que asistieron los expresidentes Eduardo Frei y Ricardo Lagos. Bitar (exministro de Estado y exsenador en varias ocasiones) señala entre sus reflexiones que “la salida al mar de Bolivia es un tema pendiente de la política internacional de Chile”, al tiempo que se muestra partidario de lograr acuerdos políticos entre los tres países.   

En ese foro, el senador Frei se refirió ampliamente al contenido del libro, felicitando ante el auditorio al autor y a la editorial por ese gran aporte sobre la relación de Chile con sus vecinos en el norte. Al comentar sobre la primera parte de la obra (referida al desarrollo del norte de Chile y en especial de Arica, si se logra una mayor integración con el sur del Perú y con Bolivia) Frei expresó que para avanzar en la integración de los tres países es preciso darle una salida soberana al mar a Bolivia. “Hoy estoy convencido de que la única manera de lograr una integración verdadera que beneficie a los tres países es dándole una salida soberana al mar a Bolivia con solución de continuidad territorial al norte de Arica y con canje territorial, porque ningún presidente de Chile estará dispuesto a entregar el mando con menos territorio del que recibió”, afirmó.

Enfatizó además que una salida soberana al mar para Bolivia por un territorio al que hoy Chile no le da uso “beneficiaría a ambos: Bolivia lograría lo que desea, podría finalmente exportar su gas y, por qué no, vender también a Chile parte de él”, y dijo asimismo que los dos Estados podrían alcanzar acuerdos sobre materias hídricas y desarrollar de manera conjunta proyectos mineros. En un tono reflexivo, Eduardo Frei remarcó que en su país existían todavía muchas resistencias para darle una salida al mar a Bolivia, pero, acotó, “sinceramente pienso que no podemos pasarnos toda la vida discutiendo el tema”. No ahorró términos para referirse a la relación entre Chile, Perú y Bolivia, dijo que para el futuro desarrollo de Chile es indispensable forjar buenas relaciones con los países vecinos y advirtió que diversos estudios de opinión reflejan que “cada vez hay más personas que están dispuestas a dar ese paso” (otorgarle una salida soberana a Bolivia). “No hay que ser muy agudo para darse cuenta de que Bolivia no se va a conformar con un enclave u otras fórmulas que no signifiquen soberanía”, sentenció el expresidente, patentizando lo crucial que es para el futuro de Bolivia contar con una salida al Pacífico.

Lo expresado por Eduardo Frei se encuentra publicado en la revista del referido instituto de la Universidad de Chile (Estudios Internacionales N° 171, páginas 139 a 162). Allí se puede leer también que el expresidente afirmó que “los últimos gobernantes peruanos han dicho que no se opondrán a una salida soberana al mar de Bolivia”, y puntualizó que deben ser los tres países los que deben llegar a acuerdos. En la parte final de su larga intervención expresó “para mí, la disyuntiva es muy simple: nos quedamos entrampados en el recelo, las desconfianzas y el recuerdo de una guerra ocurrida hace más de 125 años, o miramos hacia adelante con inteligencia, generosidad y sentido del futuro”.  

Bolivia está pidiendo nuevamente, como en varias ocasiones ocurridas en el siglo XX y a principios de éste, dialogar con nuestro vecino y acercarnos a una solución al grave problema de derecho internacional como es la falta de acceso al mar.  El reto de nuestra diplomacia es lograr que voces como las del expresidente Frei resuenen con más fuerza para llegar más temprano que tarde a un final entendimiento. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia