Columnistas

Efecto Magnus

La prueba de una hipótesis, una teoría o un modelo no transita por la discusión de sus supuestos

La Razón (Edición Impresa) / Alejandro F. Mercado

00:52 / 15 de agosto de 2015

En el café de la universidad se me acercó un colega para comentarme que discrepaba con las ideas que expuse en mi artículo publicado en esta columna el pasado 1 de agosto. De acuerdo con este colega, el modelo que hemos construido los economistas no refleja adecuadamente la realidad, ello porque el supuesto en el que está sustentado, es decir la racionalidad económica de los individuos, no es real y, en general, todos los supuestos de la teoría económica serían poco realistas.

Considero que este colega, así como muchos otros que intentan invalidar el modelo económico con base en cuestionar la validez de sus supuestos, va por un camino equivocado. Los modelos teóricos, en todas las ciencias, están basados en supuestos que son resultado de un proceso de abstracción y, ciertamente, no son un reflejo exacto y minucioso de la realidad, sin embargo, no por ello son falsos. Siguiendo a Popper, la prueba de una hipótesis, una teoría o un modelo no transita por la discusión de sus supuestos, sino por su validez para explicar y predecir los fenómenos reales.

Consideremos el siguiente ejemplo. Probablemente muchos de nosotros hayamos visto patear un tiro libre a Diego Maradona, los canales argentinos no se cansan de repetirlos. En esas escenas puede verse que la pelota marca una comba para entrar al arco. Esto no se explica porque Maradona haya sido un genio o sea argentino, sino simplemente por una ley física denominada Efecto Magnus.

Este efecto, llamado así en honor al físico Heinrich Gustav Magnus, quien fue el primero en exponer este fenómeno de la física, establece que la rotación de un objeto en movimiento a través de un fluido, digamos el aire, verá afectada su trayectoria. Cuando la pelota gira, se crea un remolino de aire en torno a ella, con mayor intensidad en uno de los lados de la pelota, generándose así una fuerza perpendicular a la dirección de la corriente de aire. Esta fuerza es la que desplaza la pelota de su trayectoria original.

Entonces, la comba que se observa en la trayectoria de la pelota pateada por Maradona está explicada por el Efecto Magnus. Es como si Maradona comprendiera este fenómeno físico, lo cual, como todos nosotros sabemos, es altamente improbable, especialmente tratándose del divino Diego.

De esta forma, aplicando el supuesto, muy poco realista, de que Maradona entiende el Efecto Magnus, podemos predecir que, cuando patea un tiro libre, la pelota se moverá en una comba e ingresará al arco contrario, para delirio de los comentaristas deportivos argentinos y para corroborar que nuestra teoría es correcta.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia